Se oponen republicanos a declarar emergencia nacional

El plan de Trump para construir el muro fronterizo podría crear una división mayor en su propio partido

The New York Times
martes, 05 febrero 2019 | 09:42

Washington.- Las opciones legislativas que el presidente Trump tiene para un muro fronterizo se han reducido considerablemente en vísperas de su informe presidencial, mientras que su plan de respaldo para evadir al Congreso declarando estado de emergencia podría crear una división mayor en su propio partido.

Mientras se prepara para presentar su argumento al público nacional más grande del año, al parecer Trump se encuentra en una posición cada vez más precaria, incapaz de inclinar a un público más amplio a favor de su causa y poco dispuesto a recurrir a la persuasión y las concesiones que han sacado de estancamientos políticos a presidentes anteriores.

Los nervios en torno al daño para el partido van en aumento. Se dice que el senador Mitch McConnell, el líder mayoritario, advirtió a Trump resultar casi seguro que declarar emergencia nacional a fin de erigir el muro desataría una rebelión en el interior del Partido Republicano. Negociadores del Congreso y el Senado han estado tomando medidas dirigidas a llegar a un acuerdo bipartidista para mantener al Gobierno financiado después del 15 de febrero —con o sin respaldo del Presidente—. Y congresistas demócratas ya empezaron a diseñar proyectos de leyes dirigidos a retirar la capacidad presidencial de cambiar partidas presidenciales de un proyecto a otro.

Pero los partidarios presidenciales siguen haciendo llamados a la unidad.

Los asesores de Trump han señalado que el informe se concentrará en la unidad. No obstante, también se cree que el mandatario le apostará más al muro.

No se espera que el Presidente declare el estado de emergencia en su mensaje a la nación. Sin embargo, continúa amenazando que desviará fondos de proyectos militares a fin de construir el muro. Trump ha dicho a allegados considerar la amenaza como su último recurso en la lucha.

Lo anterior ha hecho que varios republicanos se preocupen abiertamente sobre la posibilidad de que dicha declaración dé pie a que algún presidente demócrata declare emergencia nacional por el clima o la violencia con armas de fuego.

“Creo que el hecho de que el Presidente decidiera ampararse en la seguridad nacional como medio de evadir un estancamiento en el Congreso sentaría un mal precedente”, dijo el senador republicano Patrick J. Toomey.

En junta en la Casa Blanca, McCornell pronosticó que la vocera Nancy Pelosi haría que el Congreso aprobara de inmediato “una resolución desaprobatoria” en un intento por impedir que Trump destine al muro fondos existentes.

Luego cualquier senador podría exigir una votación. Colaboradores republicanos han calculado que entre tres y 10 republicanos de la Cámara Alta apoyarían a los demócratas en su oposición a Trump.

Lo anterior obligaría al Presidente a realizar un esfuerzo políticamente caro a fin de impedir que el Senado anule su veto de la resolución, incluso si los demócratas actuaran judicialmente a efecto de bloquearlo.