Pidió Trump a funcionario que cerrara la frontera a pesar de la promesa de frenar la decisión

El presidente instó a Kevin McAleenan, a quien estaba a punto de nombrar como secretario interino de Seguridad Nacional

The New York Times
viernes, 12 abril 2019 | 15:22

La semana pasada, el presidente Trump instó a Kevin McAleenan, a quien estaba a punto de nombrar como secretario interino de Seguridad Nacional, a que cerrara la frontera suroeste a pesar de que acababa de decir que demoraría su decisión en torno a dicha medida por el lapso de un año, según dijeron tres personas informadas sobre tal conversación.

No se sabe a qué se refirió Trump, con dicha petición o comentario adicional dirigido a McAleenan, de que lo perdonaría si llegaba a tener algún problema legal como resultado de la acción. Jueces federales ya han bloqueado los intentos del gobierno de limitar la entrada al país a los solicitantes de asilo político que ingresan de manera ilegal a Estados Unidos, y no es probable que McAleenan hubiera terminado en la cárcel si hubiera seguido las instrucciones del presidente.

Una de las personas informadas sobre la conversación dijo que no estaba claro si los comentarios de Trump hechos a McAleenan fueran una especia de broma. Pero la conversación, la cual tuvo lugar durante la visita del presidente a la ciudad fronteriza de Calexico, California, alarmó a los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, a quienes se les informó de ello, de acuerdo con las personas familiarizadas con los comentarios.

Un día antes de su viaje a la costa oeste, Trump había dado marcha atrás a su amenaza de cerrar la frontera en cuestión de días. En cambio, dijo a los reporteros que emitiría una “advertencia, con un plazo de un año” para que México frenara la inmigración ilegal y el narcotráfico. Sin embargo, en privado, todavía estaba presionando a sus ayudantes para que detuvieran el flujo de solicitantes de asilo a través de la frontera con México.

A parte de McAleenan, quien fuera el comisionado de Aduanas y Protección de Fronteriza, Trump fue acompañado en el viaje por Kristjen Nielsen, quien en ese momento era secretaria de Seguridad Nacional.

Nielsen se había negado con anterioridad a cumplir con el deseo de Trump de cerrar la frontera, diciéndole que era ilegal. Pero el presidente alentó a McAleenan a que ignorara a Nielsen y a que cumpliera él mismo con la medida. Dos días después, Nielsen presentó su renuncia bajo la presión de Trump, y el presidente designó a McAleenan como secretario interino de Seguridad Nacional.