Ordena gobierno de Trump a testigo no comparecer ante Cámara Baja

El embajador de EU en la Unión Europea, Gordon Sondland, iba a ser interrogado sobre la llamada con Ucrania

The New York Times
martes, 08 octubre 2019 | 08:19
The New York Times |

Washington.- La administración de Trump ordenó a un importante diplomático estadounidense, involucrado en campaña de presión sobre Ucrania, que no compareciera este martes por la mañana para ser interrogado en la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes.

La decisión de impedir que Gordon D. Sondland, embajador de los Estados Unidos en la Unión Europea, hable con los investigadores de tres comités de la Cámara de Representantes seguramente provocará un conflicto inmediato con consecuencias potencialmente graves para la Casa Blanca y el presidente Trump. Los demócratas de la Cámara Baja han advertido en repetidas ocasiones que si la administración intenta interferir con su investigación, tal acción se interpretará como una obstrucción de la justicia, un cargo que consideran potencialmente digno para avalar un juicio político contra el mandatario estadounidense.

Los demócratas de los comités de Inteligencia, Asuntos Exteriores y Supervisión de la Cámara no respondieron de inmediato el martes.

Pero al tomar la decisión, horas antes de que fuera programado para una deposición en el sótano del Capitolio, la administración Trump pareció calcular que era mejor arriesgarse a provocar la ira de la Cámara que dejar que Sondland compareciera y estableciera un precedente de cooperación con una investigación que enérgicamente argumentan que es ilegítima.

Robert Luskin, abogado de Sondland, dijo en un comunicado que, como empleado del Departamento de Estado, su cliente no tuvo más remedio que cumplir con las instrucciones de la administración. Dijo que Sondland había estado preparado y dispuesto a rendir testimonio, y que lo haría en un futuro si se le permite hacerlo.