PUBLICIDAD

Estados Unidos

Mujer que acampaba asustó a un oso, más tarde el animal regresó y la mató

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Ovando, Estados Unidos

De la redacción
El Diario de Juárez

miércoles, 20 julio 2022 | 11:59

Tomada de Internet

PUBLICIDAD

Muy temprano el 6 de julio de 2021, Leah Lokan se despertó con un oso grizzly de 190 kilos a unos metros de su tienda de campaña, tan cerca que escuchó cuando el oso "resopló" en su cabeza.

"¡Vete! ¡Vete!", gritó Lokan, lo que provocó que Joe y Kim Cole, otros dos ciclistas que acampaban en la pequeña ciudad de Ovando, salieran de su tienda cercana, armados con spray para osos y gritando tanto como fuera posible, según un informe de 26 páginas abordado por el Comité Interagencial del Oso Grizzly a principios de este mes.

PUBLICIDAD

El oso huyó, según informó The Washington Post.

Después de asustarlo, Lokan, una mujer de 65 años que visitaba Chico, California, sacó la comida de su tienda de campaña y la llevó a un edificio cercano. Se armó con una lata de spray para osos. Rechazó una oferta de pasar la noche en un hotel. Luego, ella y los Cole regresaron a sus respectivas tiendas.

Las medidas de precaución adicionales de Lokan no fueron suficientes. El oso regresó aproximadamente una hora después del primer encuentro y la mutiló hasta la muerte.

Un año después, funcionarios de vida silvestre dijeron que el oso que la mató había desarrollado un “instinto depredador”. Aunque no pudieron determinar exactamente cómo evolucionó tal instinto, pero la comida y los artículos de tocador dentro y cerca de la tienda de Lokan, así como el olor persistente de la comida asada por las celebraciones del 4 de julio, probablemente jugaron un papel importante.

“Mientras buscaba alimento al amparo de la oscuridad en Ovando, tal vez debido a un simple movimiento hecho por la víctima al dormir, o a cierto sonido hecho por la víctima, el oso reaccionó”, escribió la junta de revisión del comité en su informe.

Tal comportamiento depredador es raro, a pesar de que muchos de los osos negros y grizzly que viven en los estados contiguos de Estados Unidos exhiben un cierto grado de aprendizaje y convivencia, dijeron las autoridades en el informe. Para sobrevivir, los osos no tienen que reaccionar violentamente con las personas si quieren aprovechar "los ricos hábitats que están dominados por humanos".

Y la mayoría lo hace, a pesar de estar "ligeramente condicionados por los alimentos" en encuentros ocasionales, como la basura, granos y comederos para pájaros, según el informe.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search