PUBLICIDAD

Estados Unidos

Los republicanos buscan distanciarse de Trump

Nadie en los últimos seis años se ha acercado a igualar la prominencia e influencia de Trump dentro del partido

The New York Times

domingo, 13 noviembre 2022 | 22:14

Associated Press | El expresidente Donald Trump se prepara para subir al escenario en Mar-a-Lago, en el día de las elecciones intermedias de Estados Unidos

PUBLICIDAD

Nueva York.- ¿Es el expresidente Donald J. Trump el líder del Partido Republicano?

Que la respuesta sea sí puede parecer obvio: aunque los republicanos como el gobernador Ron DeSantis de Florida están atrayendo cada vez más la atención, nadie en los últimos seis años se ha acercado a igualar la prominencia e influencia de Trump dentro del partido. Pero cuando los republicanos trataron de explicar su desempeño electoral inesperadamente débil en entrevistas este domingo, la mañana después de que los demócratas tomaron el control del Senado, algunos de ellos lo negaron.

PUBLICIDAD

“No somos un culto. No estamos como, está bien, hay una persona que lidera nuestro partido”, dijo el senador Bill Cassidy de Louisiana. “Si tenemos un presidente en ejercicio, él o ella será el líder de nuestro partido”.

El senador Tom Cotton de Arkansas, hizo comentarios casi idénticos. “Cuando cualquier partido está fuera del poder, como los republicanos ahora, no tenemos un solo líder”, dijo Cotton, sugiriendo que DeSantis, el gobernador Brian Kemp de Georgia, el gobernador Glenn Youngkin de Virginia, el senador Tim Scott de Carolina del Sur y él mismo son otros líderes.

El sentimiento no era universal. El representante Jim Banks de Indiana argumentó que Trump debería permanecer al frente del partido y dijo: “Recuerden, cuando estuvo en la boleta electoral en 2016 y 2020, ganamos muchos más escaños que cuando no estuvo en la boleta electoral en 2018 y 2022”. (Eso no es del todo cierto: los republicanos están en camino de ganar más escaños en la Cámara este año que en 2020, pero sus candidatos de 2020 cambiaron más escaños ocupados por demócratas y obtuvieron mejores resultados en relación con las expectativas preelectorales).

El gobernador Chris Sununu de New Hampshire, quien a menudo se distanció de Trump, pero también respaldó a los candidatos a la Cámara de Representantes y al Senado alineados con Trump en su estado, argumentó antes de las elecciones que los votantes priorizarían la economía sobre las amenazas a la democracia. Este domingo reconoció que parecía que no lo habían hecho.

“No creo que a nadie le gusten las políticas de Washington”, dijo Sununu. “A nadie le gusta pagar seis dólares por un galón de combustible para calefacción, especialmente cuando se acerca el invierno. Pero lo que creo que la gente dijo fue, mira, podemos trabajar en estas políticas más tarde, pero como estadounidenses, tenemos que arreglar el extremismo ahora mismo”.

Larry Hogan, el gobernador saliente de Maryland y un republicano abiertamente antiTrump, insinuó que podría postularse para la nominación presidencial republicana en 2024, y sugirió que veía esto como menos quijotesco que antes de las elecciones intermedias.

“He estado diciendo desde 2020 que tenemos que volver a un partido que atraiga a más personas, que pueda ganar en lugares difíciles como lo hice en Maryland, y creo que ese carril es mucho más ancho ahora de lo que era hace una semana”, dijo.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search