Lo que falta en el 'hermoso y audaz' plan inmigratorio de Trump

El presidente ofreció una vía de mensaje político con el fin de unificar y congregar a su partido rumbo a las elecciones, según publicó The New York Times

The New York Times
viernes, 17 mayo 2019 | 09:53
Associated Press

Nueva York.- En artículo del consejo editorial del New York Times publicado el jueves se califica como otra oportunidad perdida el plan inmigratorio que ese día presentó el presidente de Estados Unidos Donald Trump.

“Éste es un plan grande, hermoso y audaz”, dijo Trump en la Casa Blanca, señala el artículo, “uno que no sólo establecería ‘el paquete de seguridad fronteriza más completo y eficaz que se haya armado’, sino también llevaría a cabo una ‘extensa modernización de nuestro inoperante proceso de inmigración legal”.

Para el consejo editorial, sin embargo, desafortunadamente Trump ofreció una vía de mensaje político con el fin de unificar y congregar a su partido rumbo a las elecciones en vez de las “consideraciones serias y el análisis informado y las concesiones dolorosas necesarios para los problemas arraigados y complejos que conforman el tema que ha sido la bandera del presidente”.

Pero en ese enfoque “estrecho y desalentador” no se abordan algunos de los elementos más delicados del debate inmigratorio, se señala. No se menciona qué hacer con los inmigrantes jóvenes  protegidos por el programa de Acción Diferida para Personas Llegadas durante su Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) ni con los  inmigrantes indocumentados ya radicados en Estados Unidos.

Como el mismo Presidente manifestó, se indica, la propuesta se limita a aumentar el personal que vigile la frontera y reformar el sistema de la inmigración legal.

Los fondos necesarios se conseguirían mediante la creación de un fideicomiso para la seguridad fronteriza “que se financiaría a través de cuotas y otros ingresos generados en los cruces fronterizos”, se señala.

En cuanto en el establecimiento de un sistema de inmigración legal basado en méritos laborales, en el artículo se considera que “de seguro cualquier medida destinada a dar fuerte prioridad a la mano de obra calificada por encima de los inmigrantes que desean reunirse con sus familiares o necesiten asistencia humanitaria desatará un intenso debate sobre los valores estadounidenses”.