Estados Unidos

La llamada de Trump a un funcionario de Georgia podría violar la ley

Abogados dijeron que sería difícil perseguir tal cargo

The New York Times

The New York Times

lunes, 04 enero 2021 | 08:15

La llamada del presidente Trump el sábado a la secretaria de estado de Georgia planteó la posibilidad de que Trump haya violado las leyes que prohíben la interferencia en las elecciones federales o estatales, pero los abogados dijeron el domingo que sería difícil perseguir tal cargo.

La grabación de la conversación entre Trump y el secretario de Estado, Brad Raffensperger, de Georgia, reportada por primera vez por The Washington Post, llevó a varios abogados de defensa penal y electoral a concluir que al presionar a Raffensperger para revertir el resultado de las elecciones en el estado, Trump violó la ley o se acercó a eso.

"Me parece que lo que hizo viola claramente los estatutos de Georgia", dijo Leigh Ann Webster, una abogada de defensa criminal de Atlanta, citando una ley estatal que hace que sea ilegal para cualquiera que "solicite, ordene, importune o intente causar que la otra persona participe “en un fraude electoral”.

A nivel federal, cualquier persona que “a sabiendas y deliberadamente prive, defraude o intente privar o defraudar a los residentes de un estado de un proceso electoral conducido de manera justa e imparcial” está infringiendo la ley.

Matthew T. Sanderson, un abogado electoral republicano que ha trabajado en varias campañas presidenciales, incluidas las del senador Rand Paul de Kentucky y Rick Perry, el exgobernador de Texas, dijo que, si bien parecía que Trump estaba tratando de intimidar a Raffensperger, no está claro que violó la ley.

Esto se debe a que, si bien Trump dio a entender claramente que Raffensperger podría sufrir consecuencias legales si no encontraba votos adicionales para el presidente en Georgia, Trump no llegó a decir que él mismo cumpliría la amenaza contra Raffensperger y su asesor legal, Ryan Germany, dijo Sanderson.

"Usted sabe lo que hicieron y no lo informa", dijo el presidente durante la llamada, refiriéndose a sus infundadas afirmaciones de fraude electoral generalizado. “Eso es criminal, eso es un delito. Y no puedes dejar que eso suceda. Eso es un gran riesgo para usted y para Ryan, su abogado. Y eso es un gran riesgo".

Al carecer de pruebas claras adicionales de la intención de Trump de dar seguimiento a cualquier amenaza aparente, incluidos los posibles cargos criminales que sugirió que Raffensperger o su oficina podrían enfrentar, Sanderson dijo: “En última instancia, dudo que este sea un comportamiento que pueda ser procesado."