Estados Unidos

Juicio político complica recaudación de republicanos para sus campañas

Grandes empresas se están comprometiendo a recortar los fondos a los republicanos que se opusieran a certificar la victoria de Biden

Associated Press / Congreso de Estados Unidos

The New York Times

miércoles, 13 enero 2021 | 22:56

Nueva York— Legisladores republicanos están enfrentando una creciente presión de algunos de sus aliados y donadores de hace tiempo sobre sus continuos vínculos con el presidente Trump, mientras evalúan tomar alguna postura sobre el juicio político para protegerse políticamente y sobrevivir a las primarias de medio término del 2022 y las elecciones.

Desde Amazon hasta Walmart, una larga lista de gigantes corporativos de Estados Unidos --- que desde hace tiempo ha sido un bastión de dinero para el Partido Republicano --- se están comprometiendo a recortar los fondos a los republicanos que se opusieran a certificar la victoria del presidente electo Joseph R. Biden.

Una división de la red política y no lucrativa de Charles Koch, que es uno de los círculos conservadores más grandes e influyentes que el año pasado invirtieron aproximadamente 60 millones de dólares en elecciones federales, dijeron que oponerse a la certificación podría ser un factor que “pesaría mayormente” en determinar sus futuras decisiones sobre ese apoyo.

Varios grupos de demócratas e independientes se han comprometido a gastar agresivamente en anuncios en contra de legisladores republicanos que se opusieron a certificar los resultados, mientras que los primeros anuncios ya están siendo transmitidos en Wisconsin, Missouri, Texas y California.

Muchos donadores republicanos veteranos han tenido desde hace tiempo una relación incómoda con Trump. Aunque el que el presidente haya incitado a una violenta muchedumbre que irrumpió en el Capitolio hace una semana --- que rápidamente provocó su segundo juicio político este miércoles --- ha profundizado esa división.

Kenneth G. Langone, el billonario co-fundador de Home Depot y un influyente donador republicano que contribuyó con 1 millón de dólares a la Súper Pac del Senado republicano hace dos meses, dijo que se sintió “traicionado” por Trump.