Estados Unidos

Jefe de Instagram enfrenta críticas en el Senado de EU

Sobre las nuevas medidas que implementa la plataforma para proteger a los usuarios más chicos

Associated Press

jueves, 09 diciembre 2021 | 01:40

Associated Press

Washington.— Adam Mosseri, jefe de Instagram, compareció el miércoles ante un panel del Senado sumamente escéptico con las nuevas medidas que implementa la plataforma para proteger a los usuarios jóvenes.

Mosseri se enfrentó con senadores molestos por las revelaciones de cómo la plataforma para compartir fotografías puede perjudicar a algunos usuarios jóvenes. Los senadores también exigen que la compañía se comprometa a hacer cambios y aumente su transparencia.

El senador demócrata Richard Blumenthal, que preside la subcomisión de comercio y protección al consumidor, describió como una “táctica de relaciones públicas” algunas de las medidas de seguridad que anunció la red social.

“Creo que la época para autorregularse y autovigilarse ha llegado a su fin”, agregó. “La autovigilancia depende de la confianza. Y ya no hay confianza”.

Bajo un intenso interrogatorio de senadores de ambos partidos, Mosseri defendió el comportamiento de la empresa y la eficacia de sus nuevas medidas de seguridad. Disputó la aseveración de que investigaciones revelan que Instagram genera adicción entre los jóvenes. La plataforma, que junto con Facebook forma parte de Meta Platforms Inc., tiene unos milmillones de usuarios de todas las edades.

Instagram presentó el martes una función que había sido anunciada previamente y que insta a los adolescentes a darse descansos en su uso de la plataforma. La compañía también dio a conocer nuevas herramientas, incluyendo un control parental que entraría en funciones el año próximo, y que según la empresa tienen el objetivo de proteger a los usuarios jóvenes del contenido perjudicial.

Senadores de ambos partidos coincidieron en condenar al gigante de las redes sociales y a Instagram, valuada en unos 100 mil millones de dólares y que Facebook adquirió en 2012 por mil millones.

La audiencia se tornó más agresiva y emocional a medida que avanzaba.

“Señor, debo decirle que sonó insensible”, le dijo la senadora Marsha Blackburn, la republicana de mayor rango en el panel, a Mosseri hacia el final de la audiencia.

En varias ocasiones, los senadores intentaron que Mosseri se comprometiera a que Instagram entregara a monitores independientes y al Congreso todos los resultados de su investigación interna, así como sus fórmulas computacionales para clasificar los comentarios. También intentaron enlistar su apoyo a una iniciativa que limitaría la manera en que las grandes empresas tecnológicas despliegan redes sociales enfocadas en los jóvenes.

En general, Mosseri respondió con muestras de apertura y rendición de cuentas, insistiendo en que Instagram es un líder de la industria en materia de transparencia.

El tema está tornándose cada vez más urgente. El director de salud pública de Estados Unidos, Vivek Murthy, advirtió el martes sobre una crisis de salud mental entre niños y jóvenes adultos, la cual ha empeorado por la pandemia del coronavirus. Dijo que las compañías tecnológicas deben diseñar plataformas que fortalezcan, en lugar de dañar, la salud mental de los jóvenes.

Meta Platforms, con sede en Menlo Park, California, se ha visto asediada por la indignación del público y los políticos en torno a las revelaciones de Frances Haugen, exempleada de Facebook. Haugen ha expuesto su alegato ante legisladores de Estados Unidos, Gran Bretaña y Europa de que los sistemas de Facebook amplifican el odio y el extremismo, y que la compañía pone las ganancias por encima de la seguridad de sus usuarios.

Haugen, una científica de datos que trabajó en la unidad de integridad cívica de Facebook, respaldó sus afirmaciones con una serie de documentos internos de la compañía que copió en secreto y proporcionó a los reguladores federales de valores y al Congreso.

close
search