Estados Unidos

Heredera de Gucci denuncia haber sido abusada sexualmente desde los 6 años

La familia fundadora de la exitosa casa de moda italiana ha sido objeto de múltiples escándalos

Internet

Agencias

jueves, 10 septiembre 2020 | 09:38

Durante casi un siglo, la casa de moda italiana Gucci ha proporcionado a los ricos del mundo ropa y accesorios de cuero para cultivar una vida hermosa y lujosa. En el camino, la familia detrás de la dinastía de la moda prosperó, pero vivió también su parte de aspereza y escándalo: luchas internas por herencias, un complot de asesinato a sueldo, cargos fiscales federales y, durante un tiempo, la segunda familia secreta de Aldo Gucci.

Una de las nietas de Aldo Gucci, Alexandra Zarini, destacó esta semana otro horror en la historia familiar con una demanda presentada en el Tribunal Superior de Los Ángeles, según informó Los Angeles Times.

Zarini, de 35 años, alegó que desde que tenía 6 años, su expadrastro, Joseph Ruffalo, la agredió sexualmente en su casa en Beverly Hills, un abuso que ella sabía que sucedería cada vez que escuchaba el tintineo del hielo en un vaso de whisky mientras él preparaba su camino hacia su dormitorio, según los documentos judiciales.

Zarini también acusó a su madre, Patricia Gucci, de permitir el presunto abuso sexual de su ahora exmarido, y señaló a su abuela, Bruna Palombo, por conocer las agresiones sexuales, pero instruyó a su nieta "que se callara y las encubriera", dice la demanda.

La presentación de la demanda de 21 páginas se combinó con la creación de la organización sin fines de lucro contra el abuso infantil de la heredera, la Fundación Infantil Alexandra Gucci, y aunque Zarini espera ser desheredada de la fortuna de su familia por proceder con una acción legal, su abogada, Deborah Mallgrave, dijo que cualquier premio monetario del caso se destinaría a la nueva organización sin fines de lucro.

Los primeros recuerdos de abuso de Zarini datan de cuando tenía 6 años, aproximadamente al mismo tiempo que murió su abuelo. En la demanda, Zarini relata que después de despertarse en la noche y buscar consuelo en su madre, Patricia Gucci supuestamente invitó a su hija a la cama, que compartió con su entonces novio Ruffalo, quien estaba desnudo. Después de quedarse dormida, Zarini se despertó con sus manos envueltas alrededor de los genitales de Ruffalo, y estaba asustada y confundida, dice la demanda.

Cuando su madre se casó con Ruffalo dos años después, el abuso "continuó y se intensificó". Ruffalo, alegó, “tropezaba por el pasillo” hacia su dormitorio, se quitaba la bata de baño, se metía en su cama y la tocaba, y la demanda describe el abuso sexual que ocurrió “de forma un tanto regular durante su infancia y cuando se convirtió en una adolescente”.