Helicóptero se desploma en techo de rascacielos

Muere piloto tras impacto; incendio provoca evacuación de empleados del edificio

Associated Press
martes, 11 junio 2019 | 06:00
Associated Press

Nueva York– Un helicóptero se desplomó ayer durante un aguacero sobre la azotea de un rascacielos en Manhattan, lo que derivó en la muerte del piloto y evocó los atentados del 11 de septiembre de 2001, aunque al parecer fue un accidente.

El choque ocurrido cerca de Times Square y la Torre Trump sacudió el edificio AXA Equitable de 229 metros de altura (750 pies), causó un incendio y obligó a los empleados de las oficinas a salir huyendo por elevadores y escaleras, dijeron testigos y funcionarios.

Se cree que el piloto era la única persona a bordo y no hay informaciones sobre heridos, según las autoridades.

De momento se desconocen las causas por las que el aparato Agusta A109E volaba en medio de una tormenta con nubes bajas y en el espacio aéreo fuertemente controlado del área central de la isla de Manhattan. Debido a una restricción de vuelo en vigor desde que Donald Trump asumió la presidencia, está prohibido que las aeronaves vuelen a menos de 914 metros de altura en un radio de mil 600 metros (una milla) de la Torre Trump, ubicada a poco menos de 800 metros (media milla) del lugar del incidente.

El helicóptero se estrelló unos 11 minutos después de que despegara de un helipuerto en el río Este, a poco más de mil 600 metros (una milla) de distancia. El comisionado de la Policía, James O'Neill, dijo que la aeronave quizá regresaba a su sede en el aeropuerto en Linden, Nueva Jersey.

Pedro Rodriguez, pastelero de Le Bernardin, un conocido restaurante dentro del rascacielos, dijo que se le avisó a todos que desalojaran, y después escuchó a personas cerca mencionar un incendio en la azotea. La evacuación no fue caótica, dijo Rodriguez, pero estaba nervioso porque de inmediato recordó los ataques del 11 de Septiembre.

“Da miedo cuando sucede algo como esto”, apuntó.

La aeronave se estrelló poco antes de las 2 de la tarde, cuando las nubes oscurecían el techo del edificio. Numerosos vehículos de rescate se dirigieron al rascacielos, ubicado a pocas manzanas del Rockefeller Center.

“Los habitantes de Nueva York tienen un nivel de trastorno por estrés postraumático debido al 11 de septiembre. Yo recuerdo aquella mañana perfectamente. Así que cuando uno se entera que una aeronave se estrelló contra un edificio, creo que mi mente piensa igual que la de los demás neoyorquinos”, señaló el gobernador Andrew Cuomo, que conversó con la prensa en el lugar.