Estados Unidos

Detallan lazos de nominada de Trump con grupo religioso

Amy Coney Barret tenía el título de 'handmaid' (sirvienta) en una comunidad

Associated Press

Associated Press

miércoles, 07 octubre 2020 | 12:06

Amy Coney Barret, la nominada del presidente Trump a la Corte Suprema tenía el título de "handmaid" (sirvienta) en una comunidad religiosa que afirma que los hombres son superiores a las mujeres y están divinamente ordenados como "jefes" de familia y fe, según reportó The Washington Post.

Cuando era una joven estudiante de leyes, Barrett vivía en una casa propiedad de los cofundadores de People of Praise, una organización secreta fundada en South Bend, Indiana, que algunos ex miembros han alegado que subyuga a las mujeres. 

La madre de Barret también era una "sirvienta", término utilizado hasta hace poco dentro del grupo para describir a las mujeres encargadas de ayudar a guiar a otras integrantes femeninas. 

The Washington Post reveló la información con base en un directorio estatal de 2010 de People of Praise.

Barrett no ha hablado públicamente sobre su papel y relación con el grupo. Tampoco incluyó al grupo entre sus afiliaciones en los cuestionarios judiciales del Senado presentados el mes pasado o en 2017, cuando fue confirmada para su puesto actual como jueza en el Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito en Chicago.

La agencia AP informó la semana pasada que documentos muestran que tanto Barrett como su esposo, Jesse Barrett, han estado involucrados con People of Praise durante décadas y tienen familiares inmediatos que han ocupado posiciones de liderazgo de alto rango en el grupo.

El padre de Amy Barrett se desempeñó durante años como director de la sucursal de la organización en Nueva Orleans y en su junta nacional de gobernadores compuesta exclusivamente por hombres.

Una base de datos que recopila registros públicos e información financiera indica que Amy Barrett vivió a mediados de la década de 1990 en una casa de nueve habitaciones en St. Vincent Street en South Bend. La casa está ubicada a dos cuadras del campus de la Universidad de Notre Dame, donde Amy Barrett asistió a la facultad de derecho desde 1994 hasta 1997.

Jesse Barrett también incluyó la misma dirección en una multa de tránsito que recibió en 1998 en Ohio, según una base de datos de antecedentes penales. Asistió a Notre Dame como estudiante y en la facultad de derecho, entre 1992 y 1999.

Los registros de escrituras e impuestos muestran que el espacio colonial fue hasta el año pasado propiedad de Kevin y Dorothy Ranaghan, una pareja que ayudó a fundar People of Praise hace cuatro décadas.

Los Ranagan también escribieron "Pentecostales católicos", un libro de 1969 sobre el movimiento religioso que ayudó a engendrar el grupo de South Bend.

El diario The Guardian fue el primero en reportar la información sobre la ex residencia de Barrett. AP buscó a los Ranagan, pero no respondieron, pero el periódico británico citó a Dorothy Ranaghan diciendo que Barret había vivido con ellos.

"Digamos que fue una de las mejores experiencias de nuestra vida", dijo Ranaghan a The Guardian. "Ella es una joya. Pero no me siento cómodo hablando en este momento".

Amy Barrett, de 48 años, y Jesse Barrett, de 46, no respondieron a peticiones de comentarios. La pareja vive en South Bend con sus siete hijos.

El portavoz de People of Praise, Sean Connolly, se negó a comentar y remitió cualquier pregunta a los Barrett.

Anteriormente se había negado a discutir si la pareja es parte de la organización, aunque Amy Barrett figura en los registros fiscales como miembro de la junta de escuelas cristianas privadas afiliadas al grupo en 2017.

El sistema de creencias de People of Praise tiene sus raíces en el catolicismo carismático, que enfatiza una relación personal con Jesús y puede incluir el bautismo en el Espíritu Santo.

Fundado en 1971, el grupo tiene 22 ramas y se reúne fuera del ámbito de la Iglesia Católica Romana e incluye personas de varias denominaciones cristianas, aunque la mayoría de sus aproximadamente mil 800 miembros adultos siguen siendo católicos.

Los jóvenes solteros del grupo a menudo viven juntos en hogares grupales de un solo sexo o son invitados a vivir con una pareja casada dentro del grupo. A los miembros solteros se les anima a emparejarse y casarse.

People of Praise se opone al derecho al aborto, un tema que probablemente se plantee durante las audiencias de confirmación del Senado de Barrett, que comenzarán la próxima semana.

Exintegrantes del grupo también dijeron a AP el mes pasado que dentro de la organización se esperaba que una esposa obedeciera los deseos de su esposo en cualquier asunto. Esto incluía las relaciones sexuales y tener tantos hijos como fuera posible.