Dentro de la crisis política causada por tuits racistas de Trump

Docenas de amigos, asesores y aliados políticos del presidente trabajaron detrás de bambalinas para arreglar el desastre, informó The Washington Post

El Diario de Juárez
sábado, 20 julio 2019 | 22:47
|


Como siempre ha sido el caso, el presidente Trump actúa solo y de manera impulsiva, inclinándose al lado oscuro de la política estadounidense y ahora, el país tendrá que enmendar los destrozos.
Debido a los tweets racistas que publicó el presidente Trump acerca de las cuatro congresistas de color, docenas de amigos, asesores y aliados políticos trabajaron detrás de bambalinas para arreglar el desastre sin admitir públicamente el error, debido a que no es la costumbre de Trump.
“Él se dio cuenta de que las cosas no estaban bien”, comentó el senador Lindsey O. Graham, republicano por Carolina del Sur, quien es el confidente de Trump y este sábado jugó golf con el presidente y habló con él acerca de lo sucedido el lunes.
“Bueno, él siempre arremete y luego hace ajustes”.
Al igual que otros, Graham le urgió a Trump para que se retractara de la idea racista que existe en los cánticos de sus simpatizantes.
Sin embargo, sus asesores le proporcionaron nuevos temas y más cosas que investigaron sobre las cuatro congresistas.