Cumple México los plantes fronterizos de Trump: NYT

El diario estadounidense sostuvo que esto socava las promesas del Gobierno de López Obrador de defender a los migrantes y respaldarlos en su búsqueda de mejores condiciones de vida

Reforma
sábado, 02 marzo 2019 | 15:19
Reforma

Ciudad de México.- El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador está cumpliendo con las metas migratorias de la Administración de Donald Trump, aseguró The New York Times en una nota de portada.


El diario estadounidense sostuvo que esto socava las promesas del Gobierno de López Obrador de defender a los migrantes y respaldarlos en su búsqueda de mejores condiciones de vida.
 
 Las autoridades mexicanas, indicó, están bloqueando el paso de grupos de migrantes en ciudades fronterizas, no les permiten caminar hacia los puentes internacionales para solicitar asilo en Estados Unidos, han interceptado a menores de edad no acompañados antes de que lleguen a territorio estadounidense y han asistido en la gestión de listas de solicitantes para limitar la cantidad de personas que cruzan.
 
 También, señala que el Gobierno mexicano -a diferencia de sus prácticas previas para atender a refugiados- ha permitido que EU devuelva a más de 120 mujeres, hombres y niños a Tijuana en lo que esperan la resolución de sus solicitudes de asilo.
 
 Dicho programa, aseguró la nota del diario estadounidense, será expandido a otros puntos fronterizos en la primera semana de marzo.
 
 Grupos defensores de migrantes han denunciado que esto implica dejar a las personas en zonas violentas de México, lo que contraviene su derecho a tener asesoría legal y respaldo familiar en Estados Unidos.
 
 Según el NYT, funcionarios de la Administración federal han dicho que esta postura es una decisión estratégica pensada para no hacer "enojar" a Trump y así evitar una pelea pública costosa sobre el tema, a pesar de que López Obrador indicó durante su campaña presidencial que no iba a cooperar con la agenda antimigratoria de Trump.
 
 No obstante, para muchos mexicanos lo que suceda con los migrantes es una preocupación secundaria, en contraste con las que tienen a diario, como el trabajo, la seguridad y la corrupción.
 
 "Si tenemos que aceptar a un puñado de gente que regresa a México no es realmente un problema para nosotros, ni siquiera en lo político", comentó al NYT una persona que no tenía autorización para discutir deliberaciones internas.
 
 "Lo que realmente queremos evitar es una pelea pública con Trump", agregó.
 
 Los críticos denuncian que el Gobierno mexicano ha privilegiado las cuestiones políticas y no las humanitarias.
 
 "México sigue haciendo el papel que Estados Unidos cree que debería desempeñar, que es contener el flujo migratorio y ya", dijo Melissa Vértiz Hernández, secretaria técnica del Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria, una red de grupos de la sociedad civil y de defensa de derechos humanos en México.