Estados Unidos
Fraude electoral

Considera juez 'no creíble' versión de testigo estrella de Trump en Michigan

Audiencia de Melissa Carone se hizo viral

The Washington Post / Melissa Carone y Rudolph W. Giuliani

Agencias

jueves, 03 diciembre 2020 | 13:04

Washington— Semanas después de que Melissa Carone fuera elegida por la campaña de Trump como testigo estrella en Michigan, poco parecía ir según lo planeado con el testimonio de la trabajador de TI contratada: una serie de afirmaciones no verificadas sobre fraude en las boletas electorales en el centro de conteo de votos de Detroit.

En entrevistas con medios de comunicación de tendencia conservadora el mes pasado, su historia poco convencional que sugería que las boletas se pasaban de contrabando dentro de camionetas de comida pareció desconcertar incluso al presentador de Fox Business Lou Dobbs. Dos días después, un juez del condado de Wayne dictaminó que sus acusaciones "simplemente no son creíbles".

Sin embargo, allí estaba frente a un panel de la Cámara de Representantes de Michigan el miércoles, criticando a un legislador republicano cuando insistió en voz alta, sin pruebas, que decenas de miles de votos se habían contado dos veces. En un momento, el abogado de campaña de Trump, Rudolph W. Giuliani, la hizo callar de forma audible.

"Sé lo que vi", dijo Carone al representante estatal Steven Johnson, alzando las cejas bruscamente. “Y firmé algo diciendo que, si me equivoco, puedo ir a la cárcel. ¿Sabes?"

En las redes sociales, sus declaraciones puntiagudas, el ritmo del Medio Oeste y el peinado rubio y esponjoso hicieron comparaciones con los personajes de "Saturday Night Live" interpretados por Victoria Jackson y Cecily Strong. Para el jueves temprano, un clip de su intercambio con Johnson había sido visto alrededor de 9 millones de veces.

Para muchos que la siguen, los videos virales de Carone parecen resumir los últimos esfuerzos legales de la campaña de Trump para desafiar el voto en los estados indecisos que ganó el presidente electo Joe Biden. Dado que las demandas de la campaña se han rechazado repetidamente en los tribunales, Giuliani ha instado a los legisladores republicanos a aceptar sus afirmaciones no verificadas de fraude y detener las certificaciones de voto de sus estados.