Estados Unidos

Ciudades de EU ven oportunidad millonaria en escasez de chips

Gobiernos compiten por atraer a compañías para fabricar los componentes

The New York Times

jueves, 18 noviembre 2021 | 13:36

The New York Times

Nueva York.- La escasez de chips de computadora ha quitado energía a la economía global, castigando a industrias tan variadas como los fabricantes de automóviles y dispositivos médicos, contribuyendo a los temores sobre una alta inflación.

Pero muchos estados y ciudades de Estados Unidos están comenzando a ver un lado positivo: la posibilidad de que los esfuerzos para aumentar drásticamente la producción de chips en los Estados Unidos conduzcan a una fábrica de chips ocupada en su patio trasero. Y están compitiendo para obtener una parte del potencial boom.

Una de esas ciudades es Taylor, una ciudad de Texas de unos 17 mil habitantes, a unos 40 minutos en coche al noreste de Austin. Los líderes aquí están haciendo todo lo posible para obtener una planta Samsung de 17 mil millones de dólares que la compañía planea construir en Estados Unidos a principios del próximo año.

La ciudad, su distrito escolar y el condado planean ofrecer a Samsung cientos de millones de dólares en incentivos financieros, incluidas devoluciones de impuestos. La comunidad también ha hecho arreglos para que el agua sea entubada desde un condado adyacente para ser utilizada por la planta.

Pero Taylor no está solo. Los funcionarios en Arizona y en el condado de Genesee en el estado de Nueva York, también están tratando de cortejar a la compañía. También los políticos en el cercano condado de Travis, hogar de Austin, donde Samsung ya tiene una planta. 

Las ubicaciones en los tres estados "ofrecieron una sólida reducción del impuesto a la propiedad" y fondos para construir infraestructura para la planta, dijo Samsung en un documento. El Congreso está considerando la posibilidad de ofrecer sus propios subsidios a los fabricantes de chips que fabrican en Estados Unidos.

Nadie sabe dónde aterrizará la planta de Samsung. La compañía dice que todavía está analizando dónde colocarla. Se espera que se anuncie una decisión cualquier día.

El gobierno federal ha instado a empresas como Samsung, uno de las mayores fabricantes mundiales de componentes de alta tecnología, a construir nuevas plantas en Estados Unidos, calificándolo de imperativo económico y de seguridad nacional. Intel inició la construcción de dos plantas en Arizona en septiembre y podría anunciar la ubicación de un campus de fabricación planificado para fin de año.

Esto podría ser solo un acto de calentamiento. El Senado aprobó un proyecto de ley para proporcionar a los fabricantes de chips 52 mil millones de dólares en subsidios este año, un plan respaldado por la administración de Biden y que sería la mayor inversión de Washington en política industrial en décadas. La Cámara aún tiene que considerarlo. Nueve gobernadores dijeron en una carta a los líderes del Congreso que la financiación "proporcionaría una herramienta nueva y poderosa en las cajas de herramientas de desarrollo económico de nuestros estados".

close
search