Camiones Greyhound conectan a migrantes con su destino

Los extranjeros recién llegados a Estados Unidos están abandonando las ciudades fronterizas en autobús

El Diario de Juárez
domingo, 26 mayo 2019 | 12:34

Dallas.- Para el momento en que arribó a Dallas, el autobús que provenía de Arizona llegó con 2 horas y 47 minutos de retraso.  Salió de Phoenix lleno de pasajeros, dejó a unas personas que tenían boletos para Tucson a las 2 a.m., al llegar a El Paso dejó toda su carga humana --- un camión repleto de migrantes exhaustos, mayormente de Centroamérica --- poco antes del amanecer del día siguiente.

Un anuncio que había en la terminal de camiones Greyhound enlistaba las rutas que tenían salidas retrasadas:  San Antonio, Los Ángeles, Houston, Detroit, Atlanta, Brownsville.

Los que no habían podido lograr esas conexiones tendrían que hacer fila y esperar, según anunció un empleado, mientras descendían los pasajeros --- muchos de ellos sin haber comido, sin dinero y ninguna posesión, más allá de una escueta mochila --- escucharon en total silencio.

“Dios Mío, vamos a tener que pasar dos noches aquí”, dijo Zuleima López, quien recientemente arribó de Guatemala en compañía de su esposo y sus tres hijos, en la estación, la basura estaba desbordada de los contenedores y un olor nauseabundo salía de los baños.

Las madres, padres y niños se acostaron sobre pedazos de cartón, se cubrieron con cobijas y sus chamarras.  Los niños, con fiebre y catarro se encontraban fundidos en los brazos de sus madres.

En un extremo de la estación de autobuses, varios pasajeros se empujaban para obtener un vale por 7.50 dólares --- que es 19 centavos menos que el combo más barato de una hamburguesa con queso --- pero a la mitad de la fila, un agente anunció que ya no había más vales.

El viaje en Greyhound por el país ha sido algo característico que han experimentado los estadounidenses, una manera de recorrer distancias para aquellos que no tienen con qué pagar un boleto de avión ni tienen auto para regresar a casa después de asistir a la universidad, para los que empiezan un nuevo trabajo, se dirigen a la costa y quieren dejar atrás situaciones problemáticas.

Sin embargo, a lo largo de la frontera y en partes del interior del país, los camiones Greyhound, que utilizan el sistema interestatal de carreteras, se han convertido en un elemento esencial en una extraordinaria y nueva oleada de migración.

Al entrar al país a un ritmo de más de 5 mil cada día, los recién llegados de Guatemala, Honduras y El Salvador están abandonando las ciudades fronterizas en camión.

Aunque el presidente Trump ha amenazado con enviar migrantes de la frontera a ciudades santuario que están en el interior del país y se oponen a sus políticas de inmigración, no lo ha cumplido:  los migrantes están viajando por miles cada día a ciudades de todo el país --- Atlanta, Chattanooga, Orlando, Richmond, así como a ciudades santuario como Nueva York, Los Ángeles ySeattle.

Después de haber sido procesados por el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza, son enviados a centros no lucrativos para alimentarlos y vestirlos y de allí son enviados en autobuses Greyhound a destinos en donde pueden tener amigos, familiares o esperan conseguir trabajo.