Estados Unidos

Biden se lanza contra los republicanos

El jueves, el presidente pronunció un feroz discurso prometiendo un ajuste de cuentas con Trump

The New York Times

domingo, 09 enero 2022 | 21:38

Associated Press | Joe Biden, presidente de Estados Unidos

Nueva York— El presidente Biden ha comenzado su segundo año en el cargo arremetiendo contra los republicanos, adoptando nuevos y contundentes ataques destinados a definir una elección para los votantes entre los demócratas de Biden y un Partido Republicano que aún está bajo el control del expresidente Donald J. Trump.

El tono brusco se produce cuando Biden busca impulsar su agenda, que se ha estancado en gran medida en el Congreso. Y con las elecciones de mitad de período que se avecinan a fin de año, el presidente enfrenta un desafío que ha evitado hasta ahora: atraer a Trump y a otros líderes republicanos a un choque de ideas más directo.

El jueves, Biden pronunció un feroz discurso prometiendo un ajuste de cuentas con Trump y prometiendo usar todos los poderes de su oficina para frustrar las fuerzas antidemocráticas desatadas por el expresidente. Fue el ejemplo más contundente desde que Biden asumió el cargo de su esfuerzo por contrastar a los dos partidos, lamentando "la Gran Mentira contada por el expresidente y muchos republicanos que temen su ira".

Un día después, aprovechó otra oportunidad para enfocarse en las diferencias entre los dos partidos cuando aplaudió la noticia de que la tasa de desempleo había caído al 3.9 por ciento. Predijo que los republicanos lo acusarían de no abordar el dolor económico causado por el aumento de la inflación en los últimos meses.

"Malarkey", dijo Biden. “Quieren hablar en contra de la recuperación porque votaron en contra de la legislación que la hizo posible. Votaron en contra de los recortes de impuestos para las familias de clase media. Votaron en contra de los fondos que necesitábamos para reabrir nuestras escuelas, para mantener a los oficiales de policía y bomberos en el trabajo, para reducir las primas de atención médica”.

“Me niego a dejar que se interpongan en el camino de esta recuperación”, agregó. "Ahora mi enfoque está en mantener esta recuperación fuerte y duradera, a pesar del obstruccionismo republicano".

Para algunos de los aliados demócratas de Biden, el cambio de tono es un cambio bienvenido del tema dominante del primer año del presidente, cuando más a menudo se centró en su deseo de unificar el país y luchó por negociar con miembros de su propio partido.

Ahora, dicen, es hora de que Biden se concentre no solo en sus propios logros, sino también en cómo el Partido Republicano amenaza con revertir esos esfuerzos si regresa al poder en el Capitolio, algo que no ha estado en el centro de su presidencia hasta ahora.

close
search