Aspirantes demócratas centran ataques contra Warren en debate

El exvicepresidente, Joe Biden, enfrentó el escrutinio sobre los negocios financieros de su hijo en el extranjero

The New York Times
miércoles, 16 octubre 2019 | 07:33
Associated Press |

Westerville.- La senadora Elizabeth Warren de Massachusetts enfrentó un aluvión de críticas por parte de sus rivales demócratas en el debate presidencial en Ohio el martes, enfrascada en un combate con un grupo de desvalidos moderados que atacaron sus propuestas económicas liberales, mientras que el exvicepresidente Joseph R. Biden Jr. pareció apartarse de la refriega después de responder a los ataques del presidente Trump contra su familia.

El debate confirmó que la contienda por la presidencia ha entrado en una nueva fase, definida por la aparente fortaleza de Warren y la creciente disposición de otros demócratas para desafiarla. Warren está en la cima de las encuestas, y tuvo que hacerle frente a una limitada resistencia de parte de sus oponentes, pero en debates anteriores ya había tenido que sortear una fracción de esa hostilidad que los demócratas han expresado contra Biden.

Eso cambió de manera dramática el martes, cuando un grupo de sus rivales expresó un agudo escepticismo sobre la agenda de Warren o la acusó de adoptar posturas poco prácticas sobre temas como la atención médica y los impuestos. El alcalde Pete Buttigieg de South Bend, Indiana, Acusó insistentemente a Warren de evadir una pregunta sobre cómo pagaría un sistema de salud denominado “Medicare para todos”, mientras que la senadora Amy Klobuchar de Minnesota calificó partes de la plataforma de Warren como un “sueño imposible”. El exrepresentante Beto O'Rourke de Texas calificó la visión del mundo de Warren como demasiado “punitiva”.

Warren buscó a cada paso prescindir de sus críticos al considerarlos carentes de ambición o valor político. Cuando abordó las críticas a su propuesta de gravar las grandes fortunas privadas, por ejemplo, Warren sugirió que sus oponentes creían que era “más importante proteger a los multimillonarios que invertir en una generación entera”.

El debate se desarrolló en un panorama político drásticamente alterado, con Trump enfrentándose a un juicio político y Biden en el centro de las críticas sobre los negocios financieros de su hijo en el extranjero. Se pidió a los candidatos que cubrieran una amplia gama de temas, incluidos algunos que nunca habían sido abordados en debates anteriores, no solo la destitución de Trump, sino la invasión turca de Siria, detalles sobre la política para el control de armas y la imposición de nuevos impuestos a los más acaudalados.