Estado

Velarán a Gaby en asentamiento Oasis

Comunidad rarámuri quiere darle el último adiós

César Lozano
El Diario de Chihuahua

lunes, 05 julio 2021 | 06:00

Cortesía | La menor de 14 años murió arrastrada por la corriente

Chihuahua– El cuerpo de Gabriela Cristina, de 14 años, será velado en el asentamiento Oasis, adelantó ayer Martha Rivera, suegra de la menor, quien fue arrastrada por la corriente el pasado 27 de junio en el arroyo de la colonia Martín López.

Sin embargo, aún no les han entregado el cuerpo, ya que debido a que éste no se encontraba en condiciones de reconocimiento, personal del Servicio Médico Forense les notificó que será hasta hoy lunes cuando puedan acudir a dar fe de que se trata de la menor.

Rivera dijo que lo más probable es que la velación de Gaby, como de cariño le llamaba la gente en el asentamiento, sea en la capilla del asentamiento con el fin de que la comunidad le dé el último adiós, aparte de que con ello se reducirían de manera considerable los gastos para la familia. 

Gabriela Cristina Rico Cruz era originaria de la comunidad de Tehuerichi, municipio de Carichí, pero migró junto con una hermana a la capital del estado, donde encontró refugio en el asentamiento Oasis. 

La búsqueda de la menor se prolongó desde el domingo 27 de junio, cuando cayó al arroyo de la colonia Martín López, hasta el sábado 3 de julio por la tarde, cuando un perro rastreador encontró el cuerpo en una enramada del río Sacramento, el cual fue arrastrado por 14 kilómetros, desde el lugar en el que se perdió hasta donde fue localizada.

El cuerpo yacía en medio del caudal del río Sacramento, entre matorrales, maleza, pedazos de troncos, piedras y arena, a la altura de la calle Quinta en la colonia Ampliación Rubén Jaramillo. Para poder llegar hasta el lugar, los rescatistas tuvieron que acceder por una caballeriza particular ubicada sobre el periférico Lombardo Toledano.

La madre de Gaby, Rosa Cruz, se trasladó desde el pasado 28 de junio de Cuauhtémoc a la capital con el fin de apoyar a la búsqueda de su hija, con ayuda de una brigada conformada por alrededor de 60 personas en la que participaron incluso un grupo de amigos, familiares e integrantes de la comunidad, los cuales comenzaron con el rastreo desde la avenida Fuerza Aérea; otro más de rescatistas y personal de Protección Civil desde los alrededores del C4, y el tercero desde la estatua del indio Gerónimo.

clozano@diarioch.com.mx

close
search