Van 63 oficiales asesinados; 2018 fue el más violento

Durante la administración de Corral han sido asesinados 35 estatales y el resto de corporaciones locales

De la Redacción
El Diario de Chihuahua
martes, 09 abril 2019 | 08:08

Chihuahua— Desde octubre de 2016 hasta ayer, 63 miembros de seguridad pública han sido asesinados durante sus funciones como policías.

Según un recuentos periodísticos, desde la entrada de Javier Corral Jurado a la gubernatura han sido asesinados 35 miembros de la Policía Estatal y 28 integrantes de los departamentos de seguridad pública de varios municipios del estado, de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El último homicidio ocurrió el domingo pasado en la San Juanito, cabecera municipal de Bocoyna. la víctima fue Daniel Quintana, inspector de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) a cargo del destacamento en Creel.

El oficial falleció luego de que sujetos armados abordo de un Nissan Altima abrieron fuego, provocándole heridas de gravedad y ocasionando su muerte momentos después. En el enfrentamiento tres sicarios fueron abatidos por las fuerzas de seguridad estatal. El 8 de marzo del presente año fueron asesinados el jefe de grupo de la Unidad de Operaciones Especiales de la CES, Luis Hurtado Armendáriz, y los suboficiales Sergio Carrillo Sinaloa y Francisco Hernández Márquez.

Los tres fueron acribillados en una emboscada del crimen organizado cuando transitaban por la comunidad de Peña Blanca, del municipio de Gómez Farías. El cuerpo de una de las víctimas quedó calcinado por el fuego de una granada que alcanzó la patrulla en la que viajaba.

El año más violento para los policías estatales fue 2018, con 22 oficiales asesinados en funciones. Mientras que 2017 hubieron ocho ejecuciones.

Por parte de los elementos de direcciones de seguridad pública municipales, el más violento fue 2017, con 19 muertos, mientras que en 2018 fueron siete.

En 2016 y lo que va del 2019 falleció sólo un elemento en cada año.

En 2016, ningún miembro de la FGE fue asesinado. Sin embargo, han fallecido cinco policías estatales en lo que va del presente año.

Los enfrentamientos entre comandos armados y miembros de la Policía Estatal han dejado un saldo de 62 víctimas en la actual administración.

De las víctimas asesinadas durante las refriegas han sido 48 fueron civiles, mientras que 14 pertenecían a elementos de la Policía Estatal.