Va a audiencia ‘Javier Adolfo Corral Hitler’

Exlíder magisterial acusado de peculado denuncia intolerancia y fascismo del Estado

De la Redacción/
El Diario
jueves, 10 octubre 2019 | 06:00
|

Chihuahua— “El personaje que hoy caracterizo representa al Gobierno del estado de Chihuahua, y si hubiera que llamarle de alguna manera, bien le vendría el nombre de Javier Adolfo Corral Hitler”, expresó ayer en audiencia penal Alejandro Villarreal Aldaz, exlíder magisterial acusado de peculado, que acudió con un distintivo bigote y una playera con una esvástica nazi. 

El juez Jorge Napoleón Raya Valdez, lo interrumpió y le dijo que ese mensaje era político y no jurídico, por lo que le permitió que al término de la audiencia diera declaraciones a medios de comunicación.

La cita judicial de ayer era para prepararle juicio oral por la acusación del presunto desvío de 3.5 millones de pesos, pero se difirió hasta el 24 de octubre por una serie de incidencias que presentó la defensa. 

Sin embargo lo que más llamó la atención fue la manera en que Villarreal se condujo en la sala, a la que arribó vestido con pantalonera y una chamarra en gris. Pidió la palabra y anunció que se retiraría la chamarra porque hacía calor, y debajo de ella portaba una playera blanca con la esvástica, que luego ante medios no quiso mostrar nuevamente por haberlo así prometido ante el juez. 

En su mensaje dijo que la llamada Operación Justicia para Chihuahua “refleja con particular claridad el síndrome de la intolerancia política y fascismo con el que aquí se gobierna. Una obra de teatro que ha ridiculizado con escarnio público, social y mediático el nombre, la imagen, la vida privada de algunas personas que tuvimos la “mala suerte” de haber transitado parte de nuestra carrera política por la pasada administración estatal de César Duarte”.

Añadió que “yo no soy duartista, ni priista, ni he sido funcionario público, y aun así he sido expuesto como delincuente a nivel local, nacional e internacional, pues los alcances de las redes sociales no tienen fronteras geográficas”. 

En su pronunciamiento aseveró que desde finales del 2016 fue amenazado con quitarle la vida, despojarlo de su plaza de maestro o privarlo de la libertad. “Mediáticamente fui catalogado como persona non grata para la sociedad, por el verdugo de la educación en nuestro estado el señor Manuel Arias Delgado, a quien responsabilizo principalmente de todo lo que he enfrentado desde entonces”.

Expresó sentir temor por su integridad física, la de sus hijos, de las madres de sus hijos, de su mamá y familiares y amigos. Por ello dijo que hace responsable al gobernador Corral, al Fiscal César Augusto Peniche, sus colaboradores y al Poder Judicial, de lo que le ocurra.