‘Toma de Ojinaga’, fiel retrato de la Revolución

La fotografía más emblemática de Pancho Villa es parte de la Colección Reviviendo el Pasado

Staff
El Diario de Chihuahua
sábado, 09 noviembre 2019 | 11:59
|

Chihuahua.- Francisco Villa cabalgando a su montura Siete Leguas durante la Toma de Ojinaga, es una de las fotos más emblemáticas del caudillo, la cual permanece en la fototeca de Chihuahua y que es el fiel retrato de los años de la Revolución Mexicana. 

Según la descripción histórica de la fotografía: “Serían como las nueve de aquella fría noche del 10 de enero de 1914, los gritos y los disparos de fusiles quebraban el aire y el olor a pólvora y a muerte se quedaron para siempre en esta frontera que había librado una de las batallas decisivas para el triunfo de la Revolución Mexicana”. Francisco Villa aparece como personaje central de la gráfica, mientras que detrás de él se aprecian las columnas de la División del Norte que en aquel entonces era el Ejército que representaba la fuerza más grande e importante de los constitucionalistas, pues contaba a más de 5 mil hombres.

Fue luego de la toma de la capital de Chihuahua y las batallas de Samalayuca y Ciudad Juárez que el general Salvador R. Mercado, jefe de la División del Norte Federal se retiró a Ojinaga donde esperaba que Estados Unidos combatiera a Pancho Villa; sin embargo, tras la huida de la ciudad fronteriza de sus hombres fueron aprehendidos por los norteamericanos. Tras la victoria en Ojinaga el Ejército villista pudo centrarse en su expansión hacia el Centro del país. 

La fotografía de este momento histórico fue lograda por el fotógrafo John Davidson Wheelan, y permanece como parte de la Colección Reviviendo el Pasado.