Estado

Sólo 70 personas luchan para extinguir incendio en Casas Grandes

La Conafor apenas solicitó apoyo al Gobierno del Estado

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

miércoles, 09 junio 2021 | 06:00

Casas Grandes— El fuego no es el principal enemigo al que se enfrentan brigadistas que combaten el mayor siniestro forestal registrado al noroeste del estado en la última década; la burocracia y la falta de recursos han incidido para que las llamas sean, hasta este momento, incontrolables.

El siniestro, que inició en el rancho “Las Chivas” del municipio de Casas Grandes, fue ocasionado por un rayo; hasta el momento ha dañado aproximadamente mil 800 hectáreas de terreno y sólo 70 personas luchan para controlar la conflagración que amenaza con extenderse hasta Sonora. 

Será hasta hoy cuando las autoridades federales analice “renovar al personal”, dijo Everardo Rivera, encargado del Departamento de Restauración y Protección de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).   

“Preliminarmente tenemos mil 800 hectáreas con fuego activo, abarca cultivos de pastizales y bosque”, adelantó.

Los municipios aledaños a Casas Grandes, como Janos, enviaron brigadas de voluntarios –30 en total– para tratar de sofocar las llamas, expuso el servidor público, que detalló que en este punto no se tiene presencia de Bomberos estructurales.

“Son bomberos forestales los que andan ahí, tienen el apoyo de una brigada de Janos  y otra de Casas Grandes, cada una de 15 personas, en total son como 60 a 70 voluntarios”, agregó.

Dijo que la Conafor apenas solicitó ayuda a Gobierno del Estado, esto a pesar de que el siniestro lleva siete días y el riesgo aumenta constantemente por la sequía.

“Había personal suficiente, lo que pasa es que está accidentado el terreno y teníamos reporte de un buen avance de control del fuego, por eso no metimos más personal. Las ráfagas de viento del fin de semana complicaron todo, por eso mandamos la brigada de 15 personas. Ya lo teníamos prácticamente bajo control pero el viento nos echó el fuego”, justificó.

Al ser cuestionado sobre la tardanza en la respuesta sobre el siniestro que está ocasionando un severo daño ambiental, aseguró que los dueños de las propiedades afectadas no lo habían pedido.

“No podemos mandar recursos si no lo han solicitado, es peligroso”, reiteró.

-¿No es más peligro no mandar apoyo?- se le cuestionó.

“El apoyo ya está ahí, hay personal suficiente en el incendio, en caso de que pidan habremos de mandar más, andan alrededor de 70 personas, pero mañana (hoy) vamos a analizarlo porque las personas ya tienen siete días ahí y están cansados, vamos a tener que renovar al personal”, dijo.

Desesperados por el impacto ambiental que ocasiona el siniestro, este lunes residentes del poblado de Casas Grandes solicitaron la intervención de la Dirección de Protección Civil Municipal de Ciudad Juárez, sin embargo, la dependencia carece de equipo para combatir incendios forestales y las bomberas no son aptas para transitar los caminos de terracería que llevan a los puntos donde el fuego está arrasando, explicó Efrén Matamoros Barraza.

“Apenas ayer (lunes) nos avisaron y la realidad es que por más que quisiéramos no podemos enviar ayuda. Carecemos de maquinaria para sofocar incendios forestales, es poco lo que podemos hacer porque  el incendio forestal tiene particularidades especiales que los bomberos no han combatido, carecemos del equipo de protección especial y nuestras unidades no llegarían hasta el lugar”, lamentó el especialista. (Con información de Víctor Valdovinos y José Miranda)

lsosa@redaccion.diario.com.mx 

El fuego comenzó hace siete días en un rancho de Casas Grandes y amenaza con llegar a los límites con el estado de Sonora; voluntarios de Juan Mata Ortiz, Ejido Ignacio Altamirano y la cabecera municipal de Casas Grandes, así como un equipo de Casa de Janos, de ese municipio, incluyendo a los del grupo 4x4 con cuatrimotos están tratando de combatir ese siniestro que ya ha afectado tres ranchos desde que inició el fuego a causa de un rayo en los terrenos del rancho “Las Chivas”.

Las primeras horas fueron cruciales, y aunque el equipo inicial estuvo a punto de controlar el incendio bajo riesgo de su propia vida, pues faltos de conocimientos técnicos sobre el comportamiento de un incendio forestal hubo un momento en que también quedaron atrapados en el paso de las voraces llamas y apenas se salvaron, pero al final el siniestro terminó ganando terreno gracias a las ráfagas de viento que imperaron esa tarde, donde las brasas fueron esparcidas a terreno virgen en el que el fuego cobró nueva intensidad sobre pinos y maleza de la zona serrana.

Protección Civil del Estado, en Zona Norte, tuvo conocimiento del siniestro este lunes y tampoco han enviado ayuda por carecer de personal y equipo, dio a conocer Bulmaro Márquez, titular de la dependencia.

El rancho donde inició el siniestro está ubicado a 30 kilómetros tierra adentro de la carretera de la cabecera municipal de Casas Grandes a Colonia Juárez, en el punto conocido como Las Tinajas, pero ahora ya ha mostrado un gran avance a siete días de que inició.

Solicitan apoyar

Para apoyar a los brigadistas que arriesgan no sólo su esfuerzo en ese incendio fuera de control, sino sus propias vidas, se está solicitando ayuda a la comunidad para que aporten víveres como enlatados o barras energéticas, así como agua embotellada y herramientas, las cuales recogen los brigadistas cada día a las 12 del mediodía en Colonia Juárez para adentrarse de nuevo en los parajes del siniestro que ya está a más de una hora de travesía en la Sierra.

El Departamento de Bomberos de Ciudad Juárez dispuso que la Estación de Bomberos número 2 que está frente al parque Borunda,

se convierta en centro de acopio para recaudar agua embotellada, barras y bebidas energéticas, suero oral y bloqueador solar, principalmente, dijo Matamoros Barraza