Estado

'Si no abrimos, vamos a quebrar'

Teníamos la esperanza de recuperarnos por las ventas del Día de Muertos: comerciante

Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario

Juan Carlos Núñez
El Diario de Chihuahua

jueves, 22 octubre 2020 | 12:31

Chihuahua.- Vendedores de flores ambulantes y los debidamente establecidos han argumentado estar a punto de quebrar por el cierre de los panteones, debido a la disposición de las autoridades para evitar aglomeraciones y posibles aumentos de contagios por el coronavirus (Covid-19). 

Tal es el caso de Florina Ortiz, quien desde el 2004 se estableció junto con su familia oriunda de Puebla para dedicarse a la venta de flores, sin embargo no esperaban una temporada tan complicada como la actual. 

“Si no los abren, sí es posible que vayamos a la quiebra. Era nuestro fuerte. Tenemos muchos años ya dedicándonos a esto, pero no sabemos qué pasará porque la flores se marchitan y la deuda nos la quedamos nosotras”, comentó la florista. 

Así como ella, está Gaby, responsable de otro establecimiento muy tradicional de más de 40 años ubicado en la calle cercana a los panteones municipales de la colonia San Jorge, que ha tenido que tirar a la basura aquellas que ya no se vendieron. 

“He estado subsistiendo así como puedo, compro mis flores de otro lado, los metemos aquí para ver si hay venta, tratar de recuperarse. Había ilusión del Día de Muertos, así que muy endeudada. Este negocio es de las primeras, tiene más de 40 años desde que la puso mi mamá. Si no hay feria, sino abren. No sé, no quedará otra más que cerrar”, lamentó la comerciante. 

Un detalle fue que ambas criticaron que las autoridades fueran injustas con todos, ya que aseguraron que otros panteones como La Colina, ubicado al Norte de la ciudad, abrió sus puertas y otros vendedores pudieron aprovechar, especialmente el 10 de mayo. 

No obstante, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris) ha negado el permiso para la apertura de cualquier cementerio privado, así como revisión de establecimientos de venta de comida e incluso florerías para cumplir con las medidas sanitarias derivadas de la pandemia. 

Desde inicios de esta semana, el Ayuntamiento de Chihuahua ordenó el cierre de todos los camposantos para el público en general. Solamente se permitirá la entrada cuando haya funerales y solamente con los deudos de quien haya fallecido. 

El cierre es porque generalmente tan sólo el 2 de noviembre se llega a tener una afluencia de hasta 100 mil personas en las zonas de los cementerios, por lo que resulta un riesgo muy alto para la población. 

jnunez@diarioch.com.mx