Estado

Se amparan agricultores detenidos por la Guardia Nacional

El abogado Gerardo Navarrete, explicó en fechas pasadas que la parte acusatoria solicitó tres meses de prisión preventiva para sus representados, bajo el argumento de requerir tiempo para realizar las investigaciones

Archivo/ El Diario

César Lozano
El Diario de Chihuahua

jueves, 01 octubre 2020 | 13:00

Chihuahua.- La defensa de Rosendo Lerma Lechuga, Juan Lechuga Montes y Juan Rivera Márquez, agricultores detenidos por la Guardia Nacional con supuesta posesión de explosivos de uso exclusivo del Ejército, presentó ayer miércoles un amparo en contra de las medidas cautelares que los mantienen detenidos en el penal de Aquiles Serdán. 

Se trata de la promoción de juicio de amparo directo y protección de la justicia federal por la causa penal 186/2020, mientras que un amplio sector de la opinión pública considera presos políticos a los tres agricultores detenidos por la Federación. 

El abogado Gerardo Navarrete, explicó en fechas pasadas que la parte acusatoria solicitó tres meses de prisión preventiva para sus representados, bajo el argumento de requerir tiempo para realizar las investigaciones, plazo que incluso podría incrementarse si solicitan una prórroga adicional. 

El 19 de septiembre el juez federal Nelsson Pedraza Sotelo, asignado al caso, desestimó las pruebas periciales que presentó la defensa, avaladas por un especialista en explosivos que determinó que los cilindros de gas lacrimógeno, que supuestamente tenían en su poder los agricultores es, no se encuentran dentro de la clasificación de armas letales, lo cual se desecharía cualquier argumento de comisión de ilícito. 

Los tres agricultores se encuentran en Aquiles Serdán desde el 11 de septiembre, dos días después del asesinato de Jessica Silva, pues de acuerdo a las investigaciones, ella y su esposo Jaime Torres trataron de bloquear el paso a la Guardia Nacional cuando llevaban custodiados a los compañeros del movimiento de la lucha por el agua de las presas de Chihuahua. 

Dentro de las irregularidades en el proceso, se menciona que estuvieron más de 13 horas incomunicados y privados de la libertad por la Guardia Nacional, la indebida imposición de la medida cautelas oficiosa y el auto de vinculación a proceso, también mal dictado, desde el punto de vista de la defensa. 

clozano@diarioch.com.mx