Realizan en Chihuahua primer trasplante de útero en México

El hospital Star Médica recibió sus licencias para trasplante uterino en el año 2018

Gabriel Venzor
El Diario de Chihuahua
martes, 05 marzo 2019 | 11:08
El Diario de Chihuahua

Chihuahua— Especialistas del Hospital Star Médica de la ciudad de Chihuahua, realizaron con éxito el primer trasplante de útero en México, registrado debidamente en el Sistema Nacional de Trasplante. 

El hospital Star Médica recibió sus licencias para trasplante uterino en el año 2018, cumpliendo con todos los requisitos legales solicitados por el Sistema Nacional de Trasplantes y la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios. 

El hospital se encuentra cumpliendo su tercer año de haber abierto las puertas a la comunidad en el norte del país. Durante este tiempo se ha esforzado por implementar tecnología de punta, seleccionando un grupo de médicos líderes en su ramo para poder ofrecer tratamientos de vanguardia. 

En el año 2000, el equipo formado por el doctor Fageeh, de Arabia Saudita, anunció a la comunidad médica el primer trasplante de útero. 

Esto despierta el interés de la comunidad científica, después de más de una década de estudios en animales modelo, el doctor Brannstrom, de Suecia, en el 2013 anunció haber realizado en humano un trasplante de útero y es en el 2014, cuando dio a conocer el nacimiento del primer bebé producto de esta novel técnica. 

A partir de ahí, se suman varios países a la realización de este procedimiento, como Arabia Saudita, Turquía, Suecia, China, Estados Unidos, República Checa, Alemania, Serbia, Brasil, India y Líbano. Logrando hasta la fecha. 52 casos en el mundo), de ahí 13 nacidos vivos, varios embarazos en tránsito y algunos en espera del embarazo. 

En el 2011 se realiza el diagnóstico vía Laparoscópica de Síndrome de Mayer Rokitansky Kuster Hauser a una joven de 19 años, caracterizado principalmente por ausencia congenital de útero. 

En el año del 2018 ya con 26 años se realiza el protocolo completo para trasplante de útero logrando ser la candidata ideal por los resultados encontrados sobre todo de histocompatibilidad. La donadora mujer de 48 años, madre de 2 hijas, que conoce de años a la receptora, se convierte en la verdadera heroína ya que de una manera desinteresada y sin ningún tipo de beneficio como lo marca la ley en estos casos, se ofrece de manera voluntaria a donar su útero, esto en base a un corazón lleno de amor, de bondad, de generosidad, de ser una mujer feliz y agradecida con la vida, es capaz de compartir esto sólo por ayudar una vez estudiada y siendo compatible se acepta como donadora.