Estado

En Nuevo Casas Grandes

‘¡Quiero una muerte digna para mi esposo!’

Reclama esposa de un derechohabiente del IMSS

De la Redacción
El Diario

sábado, 31 julio 2021 | 18:02

El Diario

Nuevo Casas Grandes— “¡Quiero una muerte digna para mi esposo!” exclama esposa de derechohabiente del IMSS tras no recibir medicamento completo para el cáncer.

Desde el pasado mes de junio, a través de este medio de comunicación llegaron diferentes quejas ciudadanas tras el mal trato del personal y la falta de medicamento en el Instituto Mexicano del Seguro Social, pero lo que más causó emoción fue el caso de un derechohabiente de aproximadamente 59 años de edad.

Este hombre fue diagnosticado con cáncer de próstata por médicos particulares, ya que al acudir al IMSS el médico de consulta dio como diagnóstico un simple infección en las vías urinarias pero cuando la persona comenzaba a hincharse cada vez más, los familiares acudieron con especialista el cual a través de una biopsia le diagnosticó el cáncer que en el Seguro Social no le quisieron diagnosticar o no tuvieron la capacidad para ello.

Hasta ese momento, los familiares del paciente que por miedo a represalias se mantienen en el anonimato, pensaron tras el diagnóstico que eso sería lo más doloroso para todos ellos, pero la tortura apenas comenzaba: tras discusiones con el personal y directivos del IMSS se logró el pase con el especialista de oncología para la operación que el paciente requería.

Ya al estar en Ciudad Juárez se logró el objetivo y fue operado, pero a pesar que el personal de esta especialidad dio la orden de que al paciente se le hiciera las curaciones diarias correspondientes, el personal a cargo de la tarea no lo hacía,  por lo que lo mandaron de vuelta a esta localidad en condiciones inhumanas, ya que presentaba una fuerte infección en la parte afectada además de células muertas de la piel.

Los familiares están conscientes de que al derechohabiente le queda muy poco tiempo de vida debido al cáncer tan agresivo que padece, ya que además de ser cáncer de próstata también tiene mitosis en los huesos, mismo que los familiares aseguran que fue causado en el IMSS de esta localidad estando internado.

Lo peor es que para poder soportar el dolor que este cáncer tan agresivo le da todos los días, al paciente se le tienen que inyectar dosis de Nalbufina,  medicamento pertenece a una clase de fármacos llamados agonistas-antagonistas de los opiáceos, el cual en ocasiones han tenido que comprarlo debido a que el IMSS no lo proporciona, así como el material para hacer las curaciones, ya que requiere de tres al día para que la herida no se vaya a agravar.

“No tengo miedo a una represalia, mi esposo ya está en fase terminal lo entiendo, pero ¿porque no lo atienden bien?, él y todos los pacientes tienen el derecho de ser atendidos con dignidad, no hago movimientos con abogados porque eso demandaría de mucho tiempo y dinero y prefiero estar al lado de mi pareja hasta los últimos momentos y el dinero que ocuparía en abogados prefiero invertirlo en medicamentos que el seguro no me está cubriendo y que son muy caros”, narró la esposa del derechohabiente.

El día de ayer la esposa acudió al IMSS para surtir la receta que equivale a medicamentos y material para curaciones por un mes completo, al ingresar el problema fue que el seguro no cuenta con personal para atención en los módulos, ya que hay 2 o 3 doctores en todas las consultas médicas.

Sólo hasta que una de las asistentes mostró interés y le dio la orden para que la receta pudiera ser surtida fue que parecía llegar una luz para el matrimonio, pero al llegar al área de farmacia esta no se la quisieron dar, ya que manifestaron no venir de un especialista sino de un médico familiar.

Así, en la infalible tradición del Seguro Social por someter a sus derechohabientes al viacrucis de su burocratismo, la pareja tuvo que realizar acciones por más de 6 horas para que por fin se le atendiera pero al final, solamente recibieron medicamento para 15 días, lo que será otro problema para que se le pueda dar el resto.

Cabe mencionar que los hechos no se narran con los nombres de los afectados por miedo a una represalia, ya que el paciente requiere de 4 radioterapias para aliviar el dolor que conduce el cáncer, y temen a que si se filtran los nombres recibirán una atención peor todavía de la que han recibido

“Si algo nos pasa quiero que sepan que nosotros no somos de enemigos, y solamente este problema con el IMSS es el que tenemos hasta ahorita”, externa el familiar tras estremecedoras declaraciones.

Además de ello, es alarmante que si el IMSS tiene un alto número de derechohabientes que crece su número año con año, Nuevo Casas Grandes solo cuenta con 4 médicos para consultas diarias.

Por lo mismo, se pudo apreciar que a las afueras de esta unidad de salud se encontraban muchas personas en espera de ser atendidos en espacios libres que pudiera haber en los consultorios, además de ellos los medicamentos, la mayoría de las personas viven al día con sueldos mínimos y consideran indignante que aún teniendo los beneficios de ser derechohabientes, tengan que comprar los medicamentos de su propia bolsa cuando se supone que este servicio debe de cubrirse en su totalidad.

close
search