Presunto asesino de policía fue agente estatal

Homicidio por riña es el delito que se le imputará al exagente

Staff
El Diario
lunes, 04 febrero 2019 | 06:00
Tomada de internet

Chihuahua— Homicidio por riña es el delito que se le imputará al exagente de la Policía Estatal Única (PEU) Ulises Benavente Granados, que en este momento se encuentra prófugo de la justicia y que es buscado por elementos ministeriales de la Unidad de Homicidios y Órdenes de Aprehensión por el asesinato del policía municipal Manuel Enrique Valdez Castillo.

Autoridades estatales descartaron que se trató de una ejecución debido a las pruebas recabadas en el lugar del asesinato, y los videos revisados de las cámaras de seguridad de la tienda donde ocurrió el incidente.

Según trascendió, la riña en la que murió el agente municipal ocurrió luego de que éste acudió en su día franco a una tienda de conveniencia, donde presuntamente su padre estaba involucrado en una riña en la que habrían participado 6 personas.

El presunto asesino es uno de los encargados de una tienda ubicada en calle 20 de Noviembre y Donato Guerra, quien le disparó un arma de fuego corta y huyó en un auto Versa de color guinda.

El delito de homicidio en riña alcanza una pena menor, por las variantes que hay en comparación con otros tipos de homicidios. 

Ulises Benavente Granados, el exagente estatal que se presume cometió el asesinato, fue arrestado hace dos años por disparar contra policías de un un grupo especial de la Dirección de Seguridad Púbica Municipal, que atendieron un reporte que indicaba que había personas amadas en un hotel de la avenida Fuentes Mares y Niños Héroes, en la colonia Villa Juárez. 

Un registro de la DSPM expone que el grupo especial de policías que llegó a dicho hotel se dirigió hasta una de las habitaciones y en el momento en que intentaban ingresar les realizaron disparos desde el interior por lo que respondieron a la agresión, y uno de los proyectiles hizo blanco en el arma del atacante y al parecer en un par de dedos.

El sujeto que fue detenido se identificó como un exagente de la entonces Policía Estatal Única, y fue puesto a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía Centro.

Pese a lo sucedido, el sujeto salió libre y sin cargos, se mencionó a la DSPM que no procedería, incluso, el expolicía podría denunciarlos por lesiones, cosa que finalmente no pasó, agregó la fuente.