Ocultan causa de la muerte de sacerdote

Hasta el cierre de la edición, su cuerpo no había sido entregado a su familia

Gabriel Venzor/
El Diario
miércoles, 06 febrero 2019 | 06:00

Chihuahua— A tres días de la muerte del sacerdote católico, Édgar Iván Estrada León, la Fiscalía General del Estado no ha informado las causas de su muerte, luego de que su cuerpo fue hallado sin vida en el Seminario con rastros de sangre en el rostro.

Hasta el cierre de la edición, su cuerpo no había sido entregado a su familia, lo que ha generó desconcierto e incertidumbre entre sus allegados. Entre las causas de su muerte se manejó extraoficialmente un infarto, una caída, e incluso hasta de influenza.

Por su parte, el vocero de la Fiscalía General del Estado, Carlos Huerta, dijo anoche no tener todavía las causas de muerte del padre, ello a pesar de que desde el lunes el cuerpo se encontraba en el C-4 para la necropsia y demás exámenes.

Hasta anoche la dependencia aún retenía el cuerpo del padre Iván Estrada.

El sacerdote Gustavo Sánchez Prieto, vocero de la Arquidiócesis de Chihuahua, no respondió a a llamadas telefónicas ni mensajes en Whatsapp para dar conocer la actual situación de la muerte del párroco. El padre Fernando Legarreta de la Pastoral de Comunicación tampoco respondió a diversos mensajes que se le enviaron.

El padre Édgar había participado hasta la noche del sábado 3 de febrero en las actividades propias de su ministerio y presentaba una afección gripal, por lo cual, el domingo habría transcurrido de forma ordinaria con un razonable reposo.

El lunes por la  mañana, el sacerdote fue encontrado muerto en su habitación, por lo que el hecho se reportó al momento a las autoridades.