Estado
Rostros de la pandemia

'Mi hija de 5 años necesita comer'

Padre con discapacidad motora busca sustento para su familia

Francisco López
Francisco López

Salud Ochoa/El Diario de Chihuahua

jueves, 14 mayo 2020 | 13:56

Chihuahua, Chih.- Israel tiene 35 años y padece distrofia muscular. La presencia del coronavirus en la ciudad de Chihuahua y las consecuencias económicas que esto ha traído para todos, le ha obligado a instalarse en la calle Libertad para vender bolsitas de chicharrones en un intento por obtener dinero para mantener a su familia.

Con ciertas dificultades del habla, el joven explica que tiene una hija pequeña a la que debe alimentar y cuidar pero además, también tiene que pagar la renta de la casa donde habita en la colonia Revolución. 

Antes subía a los camiones a ofertar sus productos pero desde el inicio de la pandemia no ha podido hacerlo. Ya no se lo permiten. Por eso ha decidido ir a las calles donde de manera “normal” hay un gran número de personas y posibles clientes, sin embargo, hoy no es así. La calle Libertad no tiene la afluencia cotidiana por lo que tampoco hay los clientes necesarios para que Israel venda algo. 

Después de una hora de espera en el corredor comercial, nadie se acerca. Debe moverse hacia otro sitio y aplicarse en lograr que alguien compre los chicharrones.

El dueño de la casa no esperará para el pago de la renta por eso necesita el dinero, debe dar un techo a su familia. Si las frituras no se venden, tiene un “Plan B”: cambiarlas por bolsas de alimentos. Su hija de 5 años necesita comer y eso es lo más importante.

Estas condiciones, colocan a Israel y su familia en el 26.3% de la población chihuahuense que según el CONEVAL viven en condiciones de pobreza y también en el 32.1 por ciento de los habitantes de este estado, que viven en condiciones de vulnerabilidad por carencias sociales que incluyen: rezago educativo, el no acceso a servicios de salud, alimentación, seguridad social y vivienda.

Pero además, el joven padre se enfrenta a la vida con una enfermedad que complica la movilidad y el habla, lo que le pone también en desventaja por lo que la autoridad tendría que buscar la manera de apoyarle para solventar sus necesidades básicas ante la emergencia sanitaria.

El pasado 2 de mayo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos recordó al Estado mexicano la deuda histórica vigente con las personas con discapacidad y le exhortó a cumplimentar al máximo de los recursos disponibles las obligaciones adquiridas en la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad en México.

El órgano derecho-humanista, ha manifestado también su preocupación por las condiciones de alta vulnerabilidad de las personas con algún tipo o grado de discapacidad ante la emergencia generada por el COVID-19. Israel desconoce dicha preocupación porque las palabras distan mucho de la práctica.