Golpiza de estatales a manifestantes

Zafarrancho por brecha en Sacramento deja 15 detenidos

M. Silva / M. Escogido
El Diario de Chihuahua
domingo, 26 mayo 2019 | 10:02

Chihuahua— “Corral un día es amoroso y otro día parece Hitler”, afirmó ayer el diputado Miguel Ángel Colunga durante la detención de ejidatarios de Sacramento por policías estatales, con un saldo extraoficial de varios heridos entre ellos uno con lesiones de consideración, y 15 detenidos hasta el cierre de esta edición.

Durante el zafarrancho con los agentes estatales, los habitantes de Sacramento también cuestionaron el exceso de fuerza de Gobierno del Estado y exclamaron: “¡Esto representa la tumba de Corral!”.

La trifulca se presentó a raíz del intento de cubrir la zanja que el Gobierno del Estado abrió para impedir el paso por la llamada “brecha de la digna libertad” y obligarlos a circular por la caseta de peaje; sin embargo, recibieron golpes como respuesta por parte de los elementos policiacos.

Durante la revuelta Colunga fue golpeado por policías estatales y sufrió un ataque de asma, razón por la que tuvo que ser trasladado a un centro de salud. Momentos después regresó al lugar en donde continuó brindando el apoyo a los habitantes de la zona.

Reyes indicó que había presiones por parte de agentes de la Fiscalía para que familiares y abogados salieran de las instalaciones, “pero por ser edificio público no pueden corrernos”

Entre los detenidos se encuentra Fernando Flores, representante de los pobladores. Otro de los arrestados presentó diversos golpes en el rostro propinados por los agentes estatales, mientras que líderes sociales responsabilizaron al gobernador Javier Corral Jurado de lo sucedido.

Los hechos fueron documentados por Daniel Olivas, visitador de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), quien presentará un informe detallado de lo que observó y de la actuación de las autoridades.

El pasado miércoles el Gobierno estatal abrió una zanja de aproximadamente de 3 metros de profundidad por 3 de ancho y unos 20 metros de largo, como un intento más para tratar de impedir la circulación. Esta acción generó la molestia de los pobladores de 36 comunidades rurales desde Ojo Laguna hasta Colonia Sacramento y convocaron al relleno de la zanja.

Al llegar, los inconformes trataron de retirar los bloques de concreto apoyados con un tractor, hecho que fue impedido por los agentes estatales, lo que provocó la primera trifulca y en la que el diputado Colunga fue golpeado por los agentes principalmente en pecho y abdomen.

Luego de esto tres personas fueron detenidas y el tractor fue incautado. Posteriormente los elementos policiacos se retiraron, lo que fue aprovechado por los pobladores que con el apoyo de tractocamiones que circulaban por la carretera libre lograron retirar los bloques de concreto y echarlos a la zanja.

También arribaron tres camiones cargados de tierra con la que pretendían cubrir la zanja. Al momento en que iban a vaciarla arribaron de nuevo los elementos estatales en un gran número y detuvieron a los operadores de estas unidades, así como a Flores y al dirigente de la Unión Democrática Campesina.

Esto dio pie a otra trifulca en la que dos jóvenes, entre ellos una mujer, fueron golpeados y detenidos. Un agente estatal sufrió un golpe en la nariz que lo hizo sangrar, así como una mordida en su antebrazo izquierdo, mientras trataba de someter a la fémina.

Los agentes policiacos lograron disuadir las protestas, mientras algunos pobladores con el uso de palas trataban de cubrir la zanja ante la mirada de los uniformados. Fueron más de seis horas de tensión entre los pobladores y los agentes policiacos que permanecieron en el lugar hasta asegurarse de que la zanja no sería cubierta. Alrededor de las 9 de la noche de ayer los pobladores taparon la zanja y abrieron de nuevo la brecha por la que empezaron a circular de nuevo vehículos.