Exigencias de los LeBaron ‘no son políticas’

Integrantes de la comunidad marcharán mañana en la Ciudad de México, con el objetivo de buscar justicia por el ataque a 17 de sus integrantes

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
sábado, 30 noviembre 2019 | 06:00
David Cruz / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— Las exigencias de la comunidad LeBaron no son políticas, sino de seguridad para los municipios de Chihuahua y Sonora, y de respuestas sobre el ataque a los 17 niños y mujeres que fueron acribillados, destacó Adrián LeBaron.

“Suena político, pero no… sé que al ejecutivo lo tiene secuestrado en Galeana el crimen organizado, Galeana tiene cero representación legislativa, el municipio de Galeana debería de tener los tres poderes para que se hiciera un balance de poder. Eso es más o menos lo que yo le quiero pedir al presidente de la República (el lunes)”, dijo el padre y abuelo de cinco de las nueve víctimas mortales del 4 de noviembre.

El líder de la comunidad mexicana con ciudadanía estadounidense, dijo esperar avances por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero también que le diga “qué va a hacer con mi municipio y qué va a hacer con los caminos, qué va a hacer para recuperar los municipios que están en manos del crimen organizado, qué puede hacer el Gobierno federal”.

Integrantes de la comunidad marcharán mañana en la Ciudad de México, a un año de la toma de posesión de López Obrador como presidente de México, con el objetivo de buscar el apoyo de los mexicanos, lo cual coincidió con el primer año de la toma de posesión del presidente, dijo LeBaron.

 

Responde Ebrard

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores (SRE), dijo ayer a la prensa nacional que en el tema de las armas se considera que podría ser la principal contribución de los Estados Unidos para la lucha que ha emprendido el gobierno de la República en contra de estas organizaciones y sus asociados.

Esto luego del ofrecimiento de Donald Trump de designar como terroristas a los cárteles de la droga mexicanos.

El canciller mexicano dijo que la próxima semana tendrá una reunión de alto nivel con el procurador de los Estados Unidos, equivalente al fiscal general de la República.

“Hemos invitado para que esta reunión sea en México. ¿Por qué?, porque ello subrayaría, daría cuenta que podemos apuntalar, fortalecer la cooperación entre los dos países basadas en el respeto entre ambos. Y les puedo transmitir que afortunadamente la respuesta ha sido positiva… porque lo que necesitamos frente a las organizaciones criminales es más cooperación mutua, no elementos de distancia y diferenciación o antagonismo entre los dos países, porque eso no nos va a llevar a nada, no va a servir”, apuntó.

Dijo que de Estados Unidos vienen a México, entre el 60 y el 70 por ciento de las armas, mientras que de México hay tráfico de diferentes tipos de drogas hacia el vecino país.

“Entonces, es un tema binacional, que es donde empecé esta intervención, no se puede resolver sólo un país, tenemos que trabajar los dos juntos. Entonces, a mayor cooperación, mejores resultados. Y lo que queremos en la semana entrante es garantizar que eso ocurra”.

 

Hay avances sobre masacre

Sobre la masacre también dijo que “Fiscalía General de la República, que está coordinando las investigaciones, tiene avances significativos que dará a conocer cuando lo estime necesario, conveniente y fundamental. Han venido trabajando intensamente y hay muchos avances pero ya estará en la Fiscalía informarlo, dar el detalle”.

El ataque contra los 17 integrantes de la comunidad LeBaron, específicamente de las familias LeBaron, Landgford y Miller, ocurrió la mañana del 4 de noviembre en la sierra de Sonora, en los límites con Chihuahua.

El ataque ocurrió en dos hechos distintos, el primero fue cerca del rancho La Mora, en el municipio de Bavispe, Sonora, donde fueron encontrados los restos incinerados de una mamá con cuatro de sus hijos, quienes fueron atacados a balazos dentro de la camioneta en la que viajaban.

El segundo ataque ocurrió cerca de Chihuahua, hacia otras dos madres de familia que viajaban a bordo de dos camionetas con ocho menores más, seis de los cuales resultaron heridos.