Esperaban graduación; van a funeral

'Mi mensaje es que no haya más ‘Norbertos’ en México', dijo la mamá de la víctima

Érika González Lozano
El Diario
martes, 11 junio 2019 | 10:39
Cortesía

Delicias— “La seguridad de todo el país está secuestrada”, es el grito proferido en medio del dolor por Norelia Hernández, madre de Norberto Ronquillo Hernández, el estudiante chi-huahuense secuestrado y asesinado en la Ciudad de México.

“El enojo de la ciudadanía, de un país completo, no sólo es por Norberto, es por todos los ‘Norbertos’ que han sufrido lo mismo, por eso mi mensaje a la jefa de Gobierno es que no haya más ‘Norbertos’ en México”, manifestó Norelia en entrevista con El Diario vía telefónica desde la capital del país.

“Yo venía por un certificado de graduación y me llevo un certificado de defunción, pero debo estar tranquila porque tenía mucho miedo de no encontrar a mi hijo y ya lo llevo conmigo”, expresó.

Tras el plagio de Norberto el pasado 4 de junio, la familia se trasladó a la Ciudad de México con el objetivo de recuperar a su hijo vivo. Ayer el hallazgo del cuerpo en Xochimilco terminó con esta esperanza.

“Yo no soy nadie para juzgar, ahorita estuve platicando con mi hijo a solas y le pedí que me ayudara para no llenar mi corazón de rencores; no hay rencores, que Dios los bendiga y que no permita que vuelvan a cometer la misma fechoría”, dijo Norelia al referirse a los secuestradores de “Junior”, como también le decían al estudiante de 22 años.

Declaró que desde el pasado martes que se enteraron del secuestro, toda la familia viajó a la Ciudad de México y ella se entrevistó con la procuradora general de Justicia de la Ciudad, Ernestina Godoy Ramos, quien estuvo al pendiente y la preparó en el momento en el que encontraron a Norberto.

Ayer manifestó que se entrevistaría con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), Claudia Sheinbaum, “para pedirle como ciudadana que esto no suceda más, y como madre transmitirle mi dolor para que mañana no sea ella la vulnerable, porque esto le puede pasar a cualquiera”.

“Nosotros somos una familia de trabajo, comerciantes de abarrotes, de comida, una familia de bien, trabajadora, por eso mi hijo es un ejemplo de lucha, porque consiguió una beca para estudiar la carrera que él quería, Mercadotecnia Internacional”, agregó Norelia.

“No pudimos pagarla en el Tecnológico de Monterrey, pero con la beca y el apoyo de familiares que lo apoyaron en la CDMX logramos pagar su carrera y él nos lo agradeció con su esfuerzo al concluir su licenciatura”, dijo.

Afirmó que le llama mucho la atención cómo los jóvenes están participando, en especial mencionó textualmente una frase que leyó en redes sociales:  “Nos piden que estudiemos, que nos preparemos, que seamos hombres de bien, pero ¿cómo podemos?, ¿si no podemos ni salir a la calle?”.

Norelia llamó a la ciudadanía a levantar la voz, a unirse como familias e inculcar valores a sus hijos, cuidarlos y no sólo dedicarse a trabajar sin saber dónde están o con quién se juntan.

“Espero que la jefa de Gobierno me tenga alguna noticia, la verdad esa parte le corresponde a ellos como autoridades, porque no quisiera que les hicieran daño a otros jóvenes”, fueron las palabras de la madre de Norberto. (Érika González Lozano / El Diario)