Estado

Destaca el estado de Chihuahua en 2020 por delitos atroces

Se cometieron más de 350 y dejaron 419 víctimas mortales

Archivo/El Diario

Bernardo Islas
El Diario de Chihuahua

viernes, 15 enero 2021 | 14:39

Chihuahua, Chih- La tortura, calcinamientos, fosas clandestinas, descuartizamientos y destrucción de cadáveres, masacres y asesinatos de niños, niñas y adolescentes, son los delitos más atroces en el estado de Chihuahua, según información presentada por la organización Causa en Común.

Por lo anterior, la entidad se ubicó en el tercer lugar nacional por la cantidad de atrocidades registradas en fuentes periodísticas durante el 2020, esto al sumar 362 casos, por abajo de los estados de Jalisco con 736 y Guanajuato con 566.

De acuerdo con la agrupación nacional los casos de tortura en el 2020, Chihuahua es el primer lugar con 105, mientras que a nivel nacional es la segunda atrocidad con 944, mientras que el primero son la cantidad de fosas clandestinas descubiertas con mil 350, de estas 48 corresponden al estado.

El descuartizamiento y destrucción de cadáveres es la tercera atrocidad a nivel nacional con 709 casos registrados en medios de comunicación, de estos 47 fueron en Chihuahua, además a estos hubo 52 calcinamientos, 46 masacres, 30 asesinatos de niñas, niños y adolescentes, entre otros delitos atroces.

Asimismo mencionaron que los estados donde se registraron más noticias de atrocidades fueron Guanajuato (con 369), seguido por Chihuahua (con 238), Guerrero (con 208), Estado de México (con 188) y Puebla (con 184). Los estados con el menor número de noticias sobre atrocidades fueron Campeche (con 11); Aguascalientes (con 10); Baja California Sur (con seis); Nayarit (con cuatro); y Yucatán (con tres). Además en las entidades con más víctimas de atrocidades registradas fueron; Guanajuato (con mil 2), Jalisco (con 816), Chihuahua (con 419); Michoacán (con 409), y Guerrero (con 379). Los estados con el menor número de víctimas de atrocidades registradas fueron Aguascalientes (con 15), Nayarit y Campeche (con 11 cada uno), Baja California Sur (con 10) y Yucatán (con dos).

En este sentido, María Elena Morera Mitre, presidenta de Causa en Común, comentó que esto es un recuento histórico, el cual presenta un mosaico de dolor y crueldad, agregando que gran parte de estos delitos atroces no están ligados al crimen organizado, por lo cual afirma que hay un tejido social roto y las autoridades no lo han contemplado.

Causa en Común señala que se requieren políticas nacionales que permitan elevar y homologar capacidades y procedimientos policiales y ministeriales, pero igualmente son indispensables las aproximaciones sociológicas que trasciendan los enfoques meramente policiacos, que permitan la comprensión de las realidades locales, y que contribuyan a la construcción de políticas de seguridad, de prevención y sociales, que respondan a las realidades de cada comunidad y región del país.

Asimismo mencionan que a los enfoques policiales y sociológicos, deben sumarse enfoques psicológicos, por ello, contrario al desmantelamiento prevaleciente de estructuras y programas del sector salud, deben éstas fortalecerse e incluir, de manera prioritaria, la atención psicológica especializada a escala nacional.