Estado

Desolador el panorama de la presa Parral

Flora y fauna exterminados, y la poca agua que queda no alcanza ni para dar de beber al ganado

David Ortega
El Diario

sábado, 22 agosto 2020 | 17:35

El Diario

Hidalgo del Parral— Lo que era un imponente cuerpo de agua que dio bonanza y beneficios a la ciudad de Parral se ha convertido en un triste remanente. La presa Parral luce desolada, con un pequeño riachuelo de metros de ancho, lo que ha ocasionado la exterminación de flora y fauna del lugar.

Es histórico el estiaje en la presa Parral, manto acuífero que sirve para abastecer el poniente de la ciudad y que hoy es apenas un charco que ni para dar de beber al ganado alcanza. El sector afectado que se cuenta en 26 colonias es suministrado con 10 pipas en tandeos que se extraen desde las minas que abastecen la planta potabilizadora. La presa, que tiene una capacidad de más de 4 millones de metros cúbicos, está prácticamente seca, desértica, y en el pequeño espacio donde existe el poco líquido que queda, el panorama es desolador.

Este cuerpo de agua hoy se encuentra por debajo del 5  por ciento del total de su capacidad a raíz de la sequía que golpeó la región en el año pasado, según lo expuso Manuel Ramos, director técnico de la JMAS.

Al recorrer el lugar se puede constatar la aridez en un paisaje desolado, pues donde antes abundaba agua donde, habitaban peces y los lugareños pescaban, hoy solo unas vacas beben y los peces que había en el cuerpo de agua se exterminaron.

El agua que provenía de este lugar alimentaba a las colonias López Portillo, Zapata, Estación, Morelos, Francisco Villa, Loma Linda, San Rafael, parte de Héroes de la Revolución, San Uriel, Progreso, Las Palmas, El Potrero, Las Huertas, La Muela, San Antonio de las Huertas, Las Quintas, Centro, Infonavit Méndez Rosas, Real de Minas, Oleyda, Unidad Habitacional Militar, Juárez y su ampliación, Santo Tomas, El Presón, Rinconadas del Sol y Miguel Hidalgo.

Ahora el suministro en estos sectores es de 5 a 7 horas, lo cual no alcanza para el uso diario de cada individuo, por lo que la Junta Municipal de Agua y Saneamiento liberó la circulación de pipas de agua para alcanzar a suministrar las partes altas afectadas con el corto tiempo de abastecimiento del recurso hídrico.

El agua se tiene que extraer de los manantiales de las minas La Esmeralda y “Arbolito”, donde se abastecen de la planta potabilizadora que sirve para trabajar el líquido y que así pueda ser usado por la ciudadanía.

close
search