Conmemoran aniversario de mártir chihuahuense

Con peregrinación y misa recuerdan a san Pedro de Jesús Maldonado

Manuel Quezada Barrón/
El Diario
domingo, 10 febrero 2019 | 06:00

Chihuahua— Mañana 11 de febrero se cumplen 82 años de la muerte del presbítero Pedro de Jesús Maldonado Lucero, primer santo y mártir chihuahuense.

Por este motivo la Arquidiócesis de la ciudad de Chihuahua preparó para hoy algunos actos conmemorativos en la capital del estado, de donde San Pedro de Jesús era originario.

Durante la persecución cristera fue arrestado en el poblado de Boquilla, luego de administrar el sacramento de la reconciliación.

El arzobispo Constancio Miranda invitó a la comunidad católica a participar en la peregrinación, que se realizará a las 11 de la mañana, partiendo desde el Parque El Encino hasta el santuario en construcción que llevará el nombre del sacerdote mártir. Luego de la procesión, se realizará ahí mismo una misa.

También se rendirá devoción al sacerdote en el poblado de Boquilla, municipio de Santa Isabel, donde el padre Maldonado ofició y fue martirizado.

El 25 de enero del año pasado se cumplieron 100 años de su ordenación sacerdotal en la catedral de El Paso, Texas.


Santuario, con avance del 40%

La Arqudiócesis de Chihuahua trabaja en la construcción de un santuario donde se rendirá especial devoción al padre Maldonado, un proyecto encomendado ahora al sacerdote y rector Elvis Granados Soto.

Según información contenida en Notidióceses se tiene un avance del 40 por ciento en la obra y se encuentra en su estructura metálica lista y diversos murales en piedra de corte levantados más de tres metros de altura del piso.

En la publicación católica se indica que la capacidad del templo será de mil 500 personas sentadas y que el atrio dará cabida a 3 mil 500 fieles más.


Su Martirio

• El Miércoles de Ceniza de 1937, 10 de febrero, fue detenido por esbirros del Gobierno quienes lo sacaron de su escondite en una ranchería y lo llevaron descalzo hasta el edificio del Ayuntamiento.

• Allí fue golpeado salvajemente, le fracturaron el cráneo y le saltaron el ojo izquierdo. 

• Llevaba consigo una píxide con la eucaristía, la cual cayó al piso. Sus verdugos tomaron las hostias y se las metieron en la boca diciéndole: “Cómete esto”. No sabían que así cumplían la última voluntad del santo.

• Al comprobar su estado grave dejaron que fuera llevado a Cd. Chihuahua,  donde murió el 11 de febrero de 1937, en el día del aniversario número 19 de su cantamisa. 

• La causa de su muerte fue una brutal y salvaje golpiza que le causó un severo daño cerebral y heridas en diversas partes del cuerpo.