Estado

Adolescente es señalado de descuartizar a familia

Aún no se encuentran todos los restos de las personas asesinadas, confirma la FEM

De la Redacción
El Diario

domingo, 26 septiembre 2021 | 06:00

El Diario de Chihuahua | Lugar donde trabajan los investigadores

Chihuahua– Un adolescente fue detenido para ser imputado formalmente en las próximas horas por el asesinato de tres integrantes de una familia, que fueron calcinados y descuartizados hace una semana.

La detención la informó ayer por la tarde el fiscal general del Estado, Roberto Fierro Duarte, en un video difundido por la Fiscalía estatal.

El funcionario consideró que con ello se había logrado el esclarecimiento de los hechos registrados el pasado 19 de septiembre, cuando el propietario del bar San Carlos, una niña y su madre fueron asesinados.

Por otra parte, la titular de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), Wendy Chávez, dio a conocer que a una semana de los hechos, todavía no se han encontrado todos los restos de los tres cadáveres, sin especificar cuántas y cuáles partes están pendientes de ubicar. Sin embargo, informes extraoficiales indican que serían cinco brazos los que están como “faltantes”.

Tras siete días del evento delictivo, el sitio aún está acordonado con cintas amarillas y rojas y sobre la carpeta asfáltica pueden apreciarse guantes amarillos y azules, presuntamente utilizados y tirados por elementos de la Fiscalía. A un costado del inmueble también se observa la presencia de basura, bolsas negras, cartones, envases de plástico, vasos, popotes y botellas de vidrio con logotipos de diferentes marcas de bebidas alcohólicas.

La causa de la muerte de las tres víctimas se estableció como “homicidio por arma de fuego”, ya que inicialmente se señalaba como “decapitados”, sin embargo, al localizar las extremidades cefálicas la situación cambió al detectarse las lesiones por proyectil.

El cuerpo masculino desmembrado y calcinado fue encontrado la noche del domingo 19 de septiembre alrededor de las 23:00 horas. El hallazgo se dio por parte de un familiar. Horas más tarde se confirmó que en el mismo sitio también estaban los restos de una mujer adulta y una menor de edad, quienes fueron identificadas como parte de una familia que fue identificada como Saúl D. de 66 años, Patricia M. de 36 y Melani, de 11 años de edad.

La noche del martes 21 de septiembre se llevó a cabo un nuevo operativo en el inmueble de la avenida Palestina convertido en escena del crimen. Sin embargo, fue hasta el miércoles 22 de septiembre cuando se logró dar con el paradero de la cabeza de las víctimas en un predio ubicado entre la avenida Fuerza Aérea y bulevar Juan Pablo II.

Durante el transcurso de la semana se habló de un menor de edad presuntamente involucrado en los hechos, mismo que sería quien condujo a la autoridad investigadora al hallazgo de las extremidades cefálicas de los fallecidos fuera de la propiedad.

Según los reportes periodísticos, el viernes el fiscal de la Zona Centro, Carlos Mario Jiménez, dijo que la investigación se encontraba prácticamente completa y que en siguientes horas se determinaría la probable responsabilidad de por lo menos una persona. Pero también aclaró que no había órdenes de arresto.

Luego, ayer el fiscal general anunció la detención del adolescente, de quien se reservó todos los datos para no contravenir las disposiciones legales vigentes. No detalló si el detenido guardaba parentesco con alguna de las víctimas.

Señaló que la detención es resultado de una investigación ininterrumpida que inició el día en que se tuvo conocimiento de los hechos. Durante la semana, un equipo de especialistas desarrolló un trabajo serio, profesional y técnico, para lograr el esclarecimiento del caso.

“Hemos dicho que nuestra enemiga es la impunidad y por eso, desde el primer día que asumimos esta responsabilidad, efectuamos acciones para combatir todos los delitos y brindar justicia”, señaló el fiscal.

Dijo que en las próximas horas un agente del Ministerio Público habrá de formularle imputación al acusado ante un juez especializado.

Aseguró que las investigaciones estuvieron a cargo de la Unidad de Delitos contra la Vida y de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razón de Género y a la Familia, con el apoyo de las diversas instancias de la Fiscalía General del Estado como peritos, policías investigadores y ministerios públicos.

También se contó con el apoyo de la Policía Municipal y de las cámaras de la Plataforma Escudo Chihuahua (Pecuu), que permitieron realizar diversos rastreos dentro y fuera del domicilio y en los alrededores, así como múltiples entrevistas e intervenciones periciales en materia de criminalística de campo.

Fierro Duarte reconoció el esfuerzo realizado por el personal que se ha comprometido a hacer las cosas bien y reiteró su confianza en la autoridad ministerial y judicial para brindar justicia.

close
search