Estado

Disminuye rango de edad

Previenen cáncer de mama de manera radical

Aumenta número de pacientes que deciden retirarse ambos senos ante alta carga genética de cáncer: Ricardo Baca

Salud Ochoa
El Diario de Chihuahua

sábado, 25 septiembre 2021 | 07:49

Tomada de internet

Chihuahua— El cáncer de mama es la enfermedad más común que afecta a las mujeres de Chihuahua y aunque la incidencia sigue siendo mayor en féminas de 45 y más, cada día hay más casos de pacientes menores de 30 años. Además, las mujeres jóvenes que tienen antecedentes de cáncer en la familia y que logran comprobar la carga genética con alta posibilidad de desarrollar la enfermedad, están buscando prevenir dicho padecimiento mediante la mastectomía bilateral.

Ricardo Baca, especialista en cirugía plástica y presidente del Colegio de Médicos de esa rama, confirma que las jóvenes están practicándose mastectomías reductoras de riesgo como una opción profiláctica.

“Estamos viendo pacientes jóvenes que buscan una reconstrucción mamaria pre cáncer, es decir, son pacientes que tienen una carga cancerígena en su familia hablamos de madre, abuela, tías que han padecido la enfermedad. Nos buscan para que se les haga una reconstrucción mamaria después de que se retiran ambas mamas de manera profiláctica. Si se ha incrementado el interés por estos procedimientos, ahora hay cada vez más pacientes entre los 20-30 años que saben de esa carga genética, buscan que se les haga la mastectomía y luego la reconstrucción”.

Sin embargo, dicho procedimiento no es para todas las mujeres sino únicamente para aquellas que comprueban el riesgo no solo ante un historial clínico evidente sino que además, en estudios de laboratorio encuentran marcadores genéticos importantes.

“Fuera de saber que se tienen antecedentes de cáncer en mujeres de línea familiar directa, se hacen estudios y si encuentras marcadores genéticos con alguna alteración y/o mutación eso puede llegar a ser un factor predisponente y optan por hacerse el procedimiento profiláctico. Se llama mastectomía reductora de riesgo y se están haciendo dichos procedimientos para que esas pacientes no lleguen a tener un cáncer”.

El experto explica que en esos casos con características particulares, se practica una mastectomía bilateral con la ventaja de que no habrá un daño ocasionado por el cáncer y la reconstrucción será más sencilla.

“Si se hace el procedimiento de forma profiláctica es de dos lados. Se retiran ambos senos porque no tendría caso quitar solo uno. La ventaja, además de prevenir que  esa paciente se enferme, es que se conserva toda la piel, el pezón, la areola y la reconstrucción tiene estándares muy buenos. En el caso de un cáncer mamario ya le quitaron la mama a la paciente y se le dio algún tratamiento por lo que las condiciones de la piel ya no son las mismas y tenemos que buscar el proceso más óptimo de reconstrucción. En contraparte, en el vaciamiento mamario profiláctico por carga genética, tenemos todo para poder hacer una reconstrucción prácticamente idéntica”, asegura.

La incidencias prevalece en mujeres menores de 30 años

La incidencia de cáncer de mama en mujeres menores de 30 años ha registrado un incremento en los últimos años, aunque ser mayor de 45 sigue siendo el riesgo más alto.

“Antes era una enfermedad que se consideraba de mujeres de cuarenta años o más pero ahora hay gente muy joven, entre 20 y 30 años, que está presentando ese problema. Siguen siendo las mujeres adultas (más de 45) las de mayor riesgo y presencia de cáncer pero estamos viendo pacientes cada vez más jóvenes”, señala Ricardo Baca.

El médico explica que lo anterior tiene que ver con diversos factores relacionados tanto con la carga genética como con el estilo de vida y el hecho de que las mujeres estén decidiendo no tener hijos.

“Esto tiene mucho que ver con factores como una dieta enriquecida con hormonas o menos saludable, la ingesta de alimentos fritos, preparados o procesados. El tabaquismo que está directamente relacionado con el cáncer de mama, el uso de hormonales está relacionado con la incidencia más alta así como la decisión de tener pocos o no tener hijos también influye porque la etapa gestación -en cuanto al cambio hormonal- resulta protectora para las mujeres”

En materia preventiva, dice el galeno, las medidas son generales como el llevar una dieta saludable, hacer ejercicio, evitar el sobrepeso, los alimentos procesados y/o enlatados, los que puedan tener una carga hormonal adicional, incluir frutas y verduras en la comida diaria y realizarse revisiones periódicas.

“Lo más importante es hacerse su chequeo anual y la revisión personal por lo menos una vez al mes. Esto es útil tanto para prevención como para un diagnóstico temprano. Y la otra opción preventiva es mastectomía profiláctica. Cuando alguien ya sabe la carga genética que lleva debe hacerse estudios a más temprana edad”.

Constituye la principal causa de morbilidad hospitalaria por tumores malignos: Inegi

El cáncer de mama es una de las enfermedades que más afecta a las mujeres en el norte del país, seguida por el cáncer cérvico-uterino, por ello es importante que las féminas estén al pendiente de su salud continuamente.

Estadísticas del Inegi establecen que el cáncer de mama constituye la principal causa de morbilidad hospitalaria por tumores malignos entre la población de 20 años y más, con 24 de cada 100 egresos hospitalarios para este grupo de edad; en las mujeres, estos tumores malignos representan 37 de cada 100 egresos y en los hombres, 1 de cada 100 egresos.

“Hay una clara diferencia entre el sur, centro y norte de México. Aquí es mucho más frecuente, por eso cada paciente que tiene un cáncer mamario amerita una cirugía que puede ser desde muy pequeña hasta la más grande. Estamos hablando de cirugías de resección del tumor, cuando es uno pequeño y se detecta a tiempo se puede retirar y no quitar la mama por completo, pero todos los casos son diferente y habrá algunos en que se tiene que quitar la mama”, dice Baca.

Abunda en que las campañas de concientización han sido útiles para lograr la detección temprana pero la enfermedad persiste y en consecuencia la cantidad de mujeres que requieren una reconstrucción.

“No podrían decir una estadística exacta pero la verdad es que si es una incidencia grave ya que se calcula que una de cada 10 mujeres pueda tener cáncer mamario en alguna etapa de su vida”.

El médico hizo un llamado para que, ante la proximidad del mes contra el cáncer de mama (octubre), las mujeres se acerquen a practicarse revisiones preventivas y diagnósticas, o bien, aquellas que ya hayan cursado con la enfermedad y necesiten una reconstrucción, también pueden hacerlo.

“Hay pacientes que ni siquiera sabían que hay la posibilidad de hacerse una reconstrucción después del cáncer de mama. Nos gustaría que se acercaran y tener un banco de datos para cuando se llegue a dar la campaña de reconstrucción –que esperemos sea en octubre-ellas puedan ser beneficiadas. No sabemos si alcanzaremos a hacer algo grande para estas fechas pero si queremos concientizar a la gente en cuanto al cáncer mamario y también en torno a la salud emocional y los beneficios que para esta se tienen a través de la reconstrucción mamaria”, enfatizó.

sochoa@diarioch.com.mx

close
search