Reconstruyen vidas

Cirujanos tratan de ayudar a Carmen Campuzano en la nueva temporada de 'Botched'

Reforma
lunes, 04 febrero 2019 | 09:53

Los Ángeles— Lo que otros cirujanos atrofian, los doctores Terry Dubrow y Paul Nassif se encargan de resanarlo lo más que se pueda.

Ellos son los expertos de Botched, un programa donde ningún paciente se salva de enfrentarse a su triste realidad, reevaluar su vida y poder resarcirla con la ayuda de los médicos.
Dentro de las personas que esperan ser "recirujeadas" en la nueva temporada del show, que estrena este lunes a las 22:00 horas por E!, destaca una modelo mexicana acostumbrada a la polémica: Carmen Campuzano.
"Cuando vean esta nueva temporada se sorprenderán de estos casos. Tendremos a una celebridad (de México). Habrá que mirar lo que sucede con ella, si decidimos operarla o no. No quiero dar más detalles, sólo que es muy popular", comentó Nassiff en entrevista.
"Estoy seguro que dará mucho de qué hablar su caso. Y sé que la conocen", añadió Dubrow.
Tanto el equipo de producción de E! como la actriz no quisieron dar más detalles sobre este episodio, pues desean que se cree expectativa sobre el diagnóstico de los especialista.
Los doctores aseguran que la quinta temporada del programa estará llena de casos que harán fruncir el ceño al televidente, así como situaciones que provocarán lágrimas por lo fuerte de su contenido.
Y pese a que hay pacientes con expectativas poco realistas o que piensan que una reconstrucción es fácil de lograr, los médicos enfatizan que no hacen milagros.
"Empecé a notar que un paciente viene muy deformado y termina pasando de un aspecto terrible a uno bastante bueno, con una sola operación. Regresan después de la cirugía y yo les pregunto: '¿No eres feliz?'
"Me dicen: 'No, no es perfecto'. Y tú dices: 'Bueno, te llevé de cero a ochenta y cinco en porcentaje de mejora. ¿No es lo suficientemente bueno? ¿No eres lo suficientemente hermosa?'", reflexiona Dubrow.
La popular dupla de cirujanos plásticos, especializados en situaciones complejas, adelantaron que en los nuevos episodios habrá personas cuyo tratamiento original tan negligente casi los orilla a la muerte.
"Muchos pacientes entraron al mundo de la cirugía plástica porque su perrito les mordió la nariz o tenían un cáncer de piel y, en lugar de acudir al dermatólogo, fueron a internet y recibieron un tratamiento homeopático, tomaron un ungüento, se lo pusieron en la nariz y se les hizo un agujero.
"Estamos viendo a muchas personas que se sometieron a la cirugía con muchos problemas que debían solucionarse, pero la misma resultó increíblemente mala", explica Dubrow.