Pablo Lilye podría no ir a la cárcel

Ese sería uno de los escenarios posibles para el actor

Reforma
jueves, 02 mayo 2019 | 13:58
Reforma |

Ciudad de México— Pablo Lyle podría evitar la cárcel.

Ese sería uno de los escenarios posibles para el actor en caso de que sea declarado culpable de la muerte de Juan Ricardo Hernández, el hombre de origen cubano, de 63 años, a quien golpeó hace unas semanas.
Homicidio involuntario (manslaughter, por su nombre en inglés) es el cargo imputado este miércoles al mexicano, de 32 años, durante una audiencia en un juzgado de Miami. Lyle se declaró "no culpable".
Gente buscó a un abogado penalista para que expusiera los posibles desenlaces de este caso.
"Si lo declaran culpable, no necesariamente implicaría que pisaría la prisión", afirmó, en entrevista, Juan Velásquez, profesor de derecho procesal penal en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).
"El juez tiene que analizar el caso bien y también a la persona, las condiciones del hecho, para entonces imponer una pena, a lo mejor de prisión, pero de un año (a diferencia de los 15 años que se auguraron en un principio) o que realice un trabajo a favor de la comunidad. Todo depende de sus antecedentes".
Según imágenes de televisión, Lyle llegó al juzgado junto a su esposa. Lucía un semblante tranquilo, confiado; vestía camisa blanca, traje y corbata en color azul, con el cabello recogido.
La familia del fallecido, Juan Ricardo (hijo) y Mercedes Arce (quien iba a casarse con Hernández), se mostraron en todo momento acongojados.
Al finalizar el encuentro con el juez Alan Fine, los abogados del actor, Philip L. Reizenstein y Bruce H. Lehr, cuestionaron el dictamen que se dio cuando aún no se ha hablado con testigos de los hechos.
Dijeron temer que el caso no sea manejado como cualquier otro al no ser Lyle ciudadano americano; se encuentra en Estados Unidos utilizando visa de turista.
Por ahora mantendrá la fianza de 50 mil dólares, fijada desde que arrancó el proceso de juicio, así como el arresto domiciliario y el grillete electrónico que envía señales de su ubicación en tiempo real.
El 11 de julio será la próxima audiencia. De acuerdo con medios locales, la defensa analiza mover el caso a otro juzgado para evitar que el jurado, que integrarán 12 personas y quienes dictarán si es o no culpable el actor, se conduzca de manera parcial por existir en Florida una extensa comunidad cubana.