Espectáculos

La risa es una careta

La comedia dramática ‘Standing Up, Falling Down’ (2019), que estrena en TNT Original el próximo lunes 2 de noviembre, ahonda en esta problemática a la que muchos han nombrado informalmente como el síndrome del ‘payaso triste’

Natalia Piña / El Diario

martes, 27 octubre 2020 | 19:48

No es de sorprender que la vida de algunos comediantes sea como una extraña paradoja: hacen reír a las personas a costa de su propio sufrimiento. 

En los últimos años, actores y cómicos como Hugh Laurie, Jim Carrey, Owen Wilson y Ben Stiller, han reconocido públicamente haber batallado contra la depresión. Además, el suicidio de Robin Williams demostró en 2014 que a menudo, el humor y esta enfermedad mental pueden ir de la mano. 

La comedia dramática ‘Standing Up, Falling Down’ (2019), que estrena en TNT Original el próximo lunes 2 de noviembre, ahonda precisamente en esta problemática a la que muchos han nombrado informalmente como el síndrome del ‘payaso triste’.

El filme, una producción de Particular Crowd y TNT Original, dirigida por Matt Ratner y escrita por Peter Hoare, enfoca gran parte de su humor ácido en la entrañable relación y química de sus dos protagonistas: Scott (Ben Schwartz), un standupero, y el dermatólogo alcohólico Marty (Billy Crystal).

"Estar deprimido para hacer reír es un cliché con el que tienen que cargar los comediantes muchas veces, el ser 'payasos tristes', pero eso le puede pasar a cualquier otra persona en cualquier otra profesión”.

"La belleza de este filme es que es una historia muy fuerte, muy emocional, pero también muy divertida. Tiene su dolor muy aterrizado en la realidad", reflexiona Crystal en entrevista para la Agencia Reforma por videollamada.

Filmada en distintas locaciones de Nueva York, la cinta, que cuenta con un 86 por ciento de ‘frescura’ (críticas positivas) en el portal Rotten Tomatoes, habla sobre un tema que el legendario psicoanalista Sigmund Freud teorizó: que los comediantes suelen contar chistes como una especie de sistema de alivio de algún tipo de ansiedad.

Scott es un comediante fracasado que regresa de Los Angeles a la casa de sus padres en Long Island. Esta vuelta a sus raíces no sólo implica un proceso de introspección, sino el enfrentarse nuevamente a los problemas que dejó atrás: sus amigos parecen haber madurado, su padre lo rechaza porque no ve en el humor un trabajo y podría encontrarse de nuevo con su exnovia Beck, que ahora se ha casado con otro tipo.

"Muchas veces me han preguntado si es necesario estar deprimido para ser un buen comediante. No creo que ese sea el caso. A veces puede que sí les funcione a algunos, pero no siempre ocurre de esa forma”.

"Puede que sí nos sintamos ansiosos, enojados con la industria o estresados, pero cuando subimos a un escenario tenemos una plataforma para sacar todo lo que traemos adentro de la mejor manera. Siendo creativos, nos curamos", puntualiza Schwartz, famoso por la serie ‘Parks and Recreation’ y ‘Sonic, La Película’.

Marty, en tanto, es un dermatólogo de gran experiencia, pero cuando llega a casa sólo convive con la soledad. Tras enviudar dos veces y tener una fría relación con su hijo Adam, la única salida a sus problemas parecen ser el alcohol y algún cigarro de marihuana. 

"Para abordar a Marty primero tuve que entender por qué bebía, por qué era el alma de las fiestas, por qué este doctor viejo se la pasaría en un bar todo el tiempo y por qué trata cada noche de enmascarar su dolor con la ayuda del alcohol o fumando marihuana", reconoce el intérprete de ‘Cuando Harry Conoció a Sally’.

"Entendí que tenía muchos alfileres de su pasado encajados. Eso fue lo que más me atrajo del papel: usar todo ese dolor y al mismo tiempo, mostrar mucha alegría. Fue un gran reto para mi interpretarlo".

‘Standing Up, Falling Down’ de Matt Ratner (2019)

Estrena el lunes 2 de noviembre por TNT Original

Género: Comedia drámatica

Duración: 91 minutos 

Reparto: Billy Crystal, Ben Schwartz, Eloise Mumford, Nate Corddry, Grace Gummer

Sinopsis: Cuando un comediante se ve obligado a regresar a Long Island, entabla una amistad poco probable con un dermatólogo alcohólico.