Espectáculos

Colores del desierto

Luis Roacho y Alan Barragán narran la historia del Valle de Juárez en un mural de 75 metros cuadrados y tonalidades variadas

Brisa Frías / El Diario

martes, 15 junio 2021 | 06:00

Para realizar su primer mural en espacio público, Luis Roacho y Alan Barragán se empaparon de la historia del Valle de Juárez y trabajaron largas jornadas para finalmente crear la imagen que el próximo 18 de junio será inaugurada en la Presidencia del municipio de Guadalupe.

Luego de los trabajos de rehabilitación del inmueble, que sufrió un derrumbe el año pasado, los artistas que integran el colectivo Mutte hicieron una propuesta para darle vida a una parte del edificio, donde anteriormente había otro mural.

“Supimos que estaban reconstruyendo la Presidencia de Guadalupe, que querían restaurar y hacer un mural nuevo. Presentamos una propuesta al presidente, luego cambiamos algunas cosas hasta que aceptaron y empezamos a trabajar hace unas siete u ocho semanas”, indica Luis Roacho.

El mural de 75 metros cuadrados tiene tonalidades variadas, aunque predominan los colores del desierto. Para realizarlo se utilizaron unos 30 litros de pintura.

“En él se habla de la fundación de Guadalupe, que tiene que ver con la historia del pueblo, con sus sectores económicos, como la ganadería, la agricultura, y también la frontera. Tratamos de plasmar cuando México perdió una parte de territorio y mucha gente que había quedado de lado americano se regresó y a partir de ahí se funda el municipio, apoyado por el padre Ramón Ortiz”, platica el artista.

Así queda entonces el mural en recuerdo de aquel pasaje histórico en el que, al finalizar la intervención de Estados Unidos, muchos mexicanos desplazados y despojados prefirieron regresar, para lo cual el párroco Ortiz fue comisionado por el Gobierno para encargarse del traslado de los connacionales que no quisieron perder su nacionalidad.

Sobre el proceso del mural, Roacho agrega que trabajaron durante ocho semanas, todas las tardes hasta el anochecer.

“Es nuestra primera experiencia con un mural así de grande, nos gustó bastante, fue un reto. Aprendimos cosas, técnicas del andamiaje, cómo movernos y la perspectiva, muchas cosas que aprendimos sobre la marcha”.

Alan Barragán y Luis Roacho son egresados de la carrera de Artes Visuales de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, donde al darse cuenta de que compartían algunos rasgos en sus obras decidieron trabajar juntos, principalmente en lienzos, aunque han hecho algunos murales en espacios privados.

Asimismo, han participado en exposiciones colectivas, pero ya preparan su debut como colectivo con una exhibición de su trabajo en un lugar que está por definirse.

close
search