Espectáculos

Asisten 90 mil al Vive Latino 2019

Miles de fans disfrutaron de la jornada inaugural; las bandas Caifanes y Fobia fueron de las más esperadas por los presentes.

Reforma
domingo, 17 marzo 2019 | 09:09
Reforma

Ciudad de México— Caifanes y Fobia fueron las agrupaciones que contagiaron de energía y buena vibra ayer a la mayoría de los 90 mil presentes en el Vive Latino, cifra oficial de OCESA, durante la primera jornada de la edición 20.

A la par de los posteos en Facebook, Twitter e Instagram del #ViveLatino2019 de muchos de los asistentes al Foro Sol, Caifanes descargó una buena dosis de nostalgia y estrenó en directo "Heridos", su primer sencillo luego de 25 años de espera.
"No más mujeres asesinadas, necesitamos más hombres y menos machos, más hombres que trabajen, que den paz, que funcionen en la sociedad", expresó Saúl Hernández, cantante, en "Antes de que Nos Olviden"; también brindó éxitos como "Viento" y "Mátenme Porque Me Muero", aunque sufrió alguna falla de audio.
Y su gran invitado en el escenario principal, el Indio, fue "El Caifán Mayor", Óscar Chávez, a quien el cuarteto acompañó con sus instrumentos y lo dejó entonar "Por Ti".
Los más próximos a los escenarios coreaban y vibraban, mientras otros se divertían con los amigos y familiares y 'cheleaban' en grande, además de coleccionar vasos.
Fobia prendió con temas de su disco Pastel, con lo mejor de su trayectoria en vivo: Leo de Lozanne, como frontman, fue aclamado, y Jay de la Cueva, concentrado con seriedad en la batería, iluminaron la escena junto con Iñaki, Cha! y Paco.
"Muchas, muchas gracias por seguir con nosotros, por ser parte de nosotros y por estar aquí, gracias", fue de lo poco que dijo De Lozanne.
Eligieron las más conocidas, como "El Diablo", "Vivo" y "El Microbito", y la que desató el baile y palmas fue "Revolución sin Manos".
Ya entrada la noche, el aroma a mariguana impregnaba diversos puntos del inmueble.
Este Vive Latino tuvo público variopinto: niños con sus papás felices al enseñarles rock en su idioma, adolescentes y millennials ávidos de descubrir sonidos en directo y jóvenes fiesteros. También, muchos adultos.
A media tarde, varios de los asistentes, con semblante "happy", no paraban de recargar en sus pulseras electrónicas dinero para la cerveza, el mezcal o el tequila de su preferencia.
No faltaron quienes se pusieron un tatuaje permanente o temporal y llegaron los vestidos con chamarras de peluche, zapatos de plataforma y playeras de bandas rockeras añejas.
La banda tamaulipeca División Minúscula, con un showde una hora, logró que la mayoría coreara "Frenesí", "Cada Martes", "Sismo" y "Voces".
A Jumbo le tocó calentar el ambiente en el Indio con un set de unos 50 minutos, en el que hicieron retumbar el piso con "Cada Vez" y "Caminando para Atrás", aunque su sorpresa fue la inclusión de Alvaro Henríquez, de Los Tres, en "Después".
Entre la concurrencia destacaron jóvenes adornados con series de luces, como las navideñas, enroscadas en cuello, brazos o cintura, o a manera de pulseras hasta en los pies, cabeza o alguna gorra. Se lucieron de noche y le dieron un entorno distinto a las tocadas.