Defenderán fans su honor

La película que se estrenará el 25 de enero ha levantado manifestaciones

Agencia Reforma
viernes, 18 enero 2019 | 21:01

Ciudad de México— Michael Jackson vuelve a generar polémica, ahora con ‘Leaving Neverland’, un documental centrado en una vertiente especialmente oscura del cantante.

La película se estrenará este 25 de enero en el Festival de Sundance e incluso antes de hacerlo está levantando ampollas.

Primero se manifestaron en su contra representantes del cantante y ahora son sus admiradores quienes están organizando, desde las redes sociales, manifestaciones de protesta contra el filme para el día de su estreno en Salt Lake City, Utah, en Estados Unidos, donde tiene lugar el festival de cine fundado por Robert Redford.

El motivo de esta oposición no es otro que el tema que sirve de argumento al documental, en el que dos de los niños, ahora treintañeros, que denunciaron los abusos sexuales a los que les sometió supuestamente Michael Jackson, cuentan cómo vivieron su relación con el cantante y sus estancias en Neverland, el rancho del cantante de mil 300 hectáreas donde llegó a tener su propio zoológico y un parque de atracciones.

El intérprete salió libre de las acusaciones de abusos a menores, pero la sombra de la sospecha sigue sobre su figura incluso en la actualidad, a casi dos 10 años de su muerte por sobredosis de medicamentos.

Según el portal TMZ, la policía de Park City está preparándose para posibles confrontaciones de los admiradores de Jackson y refuerzan los efectivos que cubrirán el banquete de cine para evitar incidentes durante las proyecciones que se realizan 25 y 26 de enero, aunque no se evitará que los manifestantes puedan expresarse pacíficamente.

El documental y los intentos del entorno del cantante por pararlo vuelven a sacar a la luz las denuncias sobre acoso a menores que enturbiaron la figura de Jackson en varias ocasiones.

En 2005 fue absuelto en un juicio en el que se le acusaba de haber abusado de Gavin Arvizo, de 13 años, mientras en 1994 llegó a un acuerdo económico fuera de los tribunales con la familia de Jordan Chandler, de la misma edad, que le señalaba por el mismo delito.

Jackson siempre negó las acusaciones. Tras la muerte del artista se presentaron dos nuevas denuncias de parte de Wade Robson y James Safechuck, pero fueron desestimadas.

El rancho Neverland siempre aparecía en estos relatos. En 2003 y tras décadas de rumores y acusaciones de abusos sexuales, las autoridades emitieron una orden de detención contra Jackson por pederastia y aunque fue exculpado de los cargos, el Rey del Pop afirmó que nunca volvería a Neverland porque su paraíso había sido violado por ese proceso judicial.