Triunfa hermandad sobre el rencor

En un ambiente fraternal, se enfrentan Troopers de Eastwood a Wildcats de Plano High School

Roberto Carrillo
El Diario de El Paso
sábado, 07 septiembre 2019 | 06:00

El futbol americano unió el jueves a dos comunidades texanas que fueron afectadas por los trágicos eventos del pasado 3 de agosto en El Paso, cuando los Troopers de Eastwood se midieron a los Wildcats de Plano High School en un duelo estudiantil llevado a cabo en el Estadio The Star en Frisco, Texas, donde entrenan los Vaqueros de Dallas.

Atrás quedó la controversia que había causado la cancelación del encuentro, una vez que las autoridades de Plano ISD reconsideraron la decisión previa de no efectuarlo por motivos de seguridad.

“Nunca se trató de otra cosa que no fuera la seguridad”, dijo Sara Bonser, superintendente de Plano ISD, después de que las autoridades policiacas confirmaron que el sospechoso acusado de causar 22 muertes y de herir a 24 personas en un tiroteo masivo en El Paso, se graduó en el año 2017 de Plano High School.

Sin embargo, el ambiente de unión permeó desde que el equipo paseño llegó a Frisco, donde fue recibido por la banda de música de los Wildcats, que entonó el himno de batalla de los Troopers, dando inicio a una serie de reconocimientos y solidaridad hacia los dirigidos por el coach Julio López, de Eastwood.

Previo al encuentro, el coach López, ex jugador de Mineros de UTEP, se dirigió a los asistentes al partido, dando palabras de aliento para ambos bandos, acentuando el sentido de unión y hermandad entre ambas comunidades ahora unidas por el deporte estudiantil.

“Vamos a utilizar el futbol como un escaparate para que el mundo vea la grandeza que tiene nuestro deporte”, sostuvo el entrenador de los Troopers.

“Vamos a jugar fuerte, vamos a competir, vamos a ir por el triunfo, pero queremos que sepan que también somos sus hermanos y que los amamos. Somos Texas Strong”, afirmó López, quien arrancó la ovación y algunas lágrimas de los asistentes al encuentro deportivo, mismo que ocurrió poco después de un mes del tiroteo masivo en una tienda Walmart de El Paso.

De forma previa, Jerry Jones, propietario de los Vaqueros de Dallas, dio la bienvenida de mano a cada uno de los jugadores y miembros del staff del equipo de futbol americano de Eastwood, y posteriormente confirmó el objetivo de mantener la unión entre El Paso y Plano, suburbio del Norte de Dallas.

“Queremos estar y apoyar de cualquier manera posible a El Paso”, dijo Jones, propietario del equipo de la estrella solitaria.

“En este momento no podemos pensar en una mejor manera de hacerlo que tener a su juventud aquí, que su equipo venga y compita aquí mismo, en nuestra casa, en nuestra Estrella”, sostuvo Jones antes del juego.

Los momentos de solidaridad y hermandad se siguieron dando, cuando jugadores de los Vaqueros de Dallas y los Texanos de Houston dirigieron mensajes en video a la comunidad de El Paso, expresando su apoyo, justo momentos antes de que se diera la patada inicial al esperado encuentro.

El momento solemne en la mente del equipo de Eastwood se dio cuando los Troopers rindieron un emotivo recuerdo al ex jugador Eddie Cruz, de 19 años de edad, quien perdió la vida durante el fin de semana del Día del Trabajo al morir ahogado en el lago Bills Evans al Norte de Silver City, Nuevo México.

Cruz fue un espectacular receptor para los Troopers hasta que graduó en junio pasado, y posteriormente se enroló a nivel colegial con el equipo de la Western New Mexico University.

En su memoria, el jersey número 3 de Cruz fue desplegado en la banca de los Troopers, donde sus ex compañeros de equipo le rindieron homenaje como si Eddie estuviera presente.

Al partido asistieron tanto el alcalde Dee Margo de El Paso, así como Xavier de la Torre, superintendente del Distrito Escolar Independiente de Ysleta, y funcionarios públicos que con su presencia alentaron al equipo paseño en un compromiso deportivo que será recordado por mucho tiempo, sin importar el marcador.

Los Wildcats de Plano HS se impusieron 43-28 a los Troopers de Eatswood, que a pesar de ser vencidos en el duelo deportivo, se coronaron como ganadores al superar la adversidad y dar la mano a los contrincantes en el emparrillado… hermanados por el corazón. 


[email protected]