Trato humanitario y atención médica a migrantes, la prioridad

Busco soluciones para la frontera, no atención de los medios, dice Xóchitl Torres Small

Associated Press
viernes, 08 febrero 2019 | 06:00

Albuquerque, N.M.— Desde que ganó una elección que fue observada muy de cerca en Nuevo México hace tres meses, la representante federal Xóchitl Torres Small no ha recibido el mismo grado de atención al igual que otros representantes novatos en el Congreso.
La demócrata de Las Cruces no es seguida en el Capitolio por manadas de reporteros como la representante federal demócrata Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York. En muy raras ocasiones figura en sesiones de fotos para revistas, como lo hace con regularidad la representante federal Ayanna Pressley de Boston, o la representante Rashida Tlaib de Michigan, ambas también demócratas.
Pero Torres Small, quien representa a un creciente distrito indeciso a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, dijo en una entrevista la semana pasada que ella no le importa llamar una menor atención que otros funcionarios novatos en el Congreso. Torres Small dijo que ella tiene otras metas, como encontrar soluciones en inmigración y la seguridad en la frontera.
“No intento ser la más ruidosa”, dijo Torres Small. “Estoy interesada en encontrar soluciones y dispuesta a trabajar con quien sea”, afirmó.
Algunas de esas soluciones que ella apoya contrastan con las políticas por las que abogan Ocasio-Cortez y Pressley. Ambas han insistido que el Gobierno federal debe retirarle el financiamiento al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).
Torres Small dijo que ella se siente honrada de servir entre una diversidad de representantes con diferentes puntos de vista en torno a la inmigración, pero cree que dejar de financiar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos es una propuesta poco “realista”.
Torres Small, la nieta de inmigrantes mexicanos y que fuera educada como mormona, dijo que ICE necesita más recursos con una mayor supervisión.
Ella hizo referencia al repunte de migrantes centroamericanos que buscan asilo político después de entrar a Estados Unidos por el aislado cruce de Antelope Wells en el suroeste de Nuevo México. El incremento en el número de migrantes ha impuesto una mayor presión a los agentes de la Patrulla Fronteriza que trabajan en la aislada región, y quienes han encontrado a migrantes que necesitan de atención médica inmediata.
“La situación en Antelope Wells y la expansión de tráfico demuestra porqué el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos necesita adaptarse a las cambiantes circunstancias”, según dijo Torres Small.
Antelope Wells es donde Jakelin Caal, de siete años, y su padre fueron encontrados el 6 de diciembre junto con otras 161 personas cerca del cruce fronterizo. Caal comenzó a vomitar en el autobús mientras eran transportados a la estación más cercana de la Patrulla Fronteriza, a unas 94 millas (150 kilómetros) de distancia, y había dejado de respirar para cuando arribaron. La menor murió en un hospital en El Paso, Texas.
La semana pasada, Torres Small fue nombrada directora del Subcomité de Supervisión, Administración y Responsabilidad del Comité de Seguridad Nacional. Torres Small dijo que como directora, ella quiere encontrar maneras para que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas pueda reclutar personal mejor calificado para trabajar en las áreas más remotas de la frontera al mismo tiempo de que se obligue a la dependencia a asumir su responsabilidad.
La congresista dijo que ella quiere asegurarse de que la dependencia trate a los migrantes de manera humanitaria y que les brinde atención médica.
Torres Small no ha podido ganarse el apoyo del Partido Republicano de Nuevo México, el cual planea desbancar a la demócrata en las elecciones del 2020.
El presidente del Partido Republicano de Nuevo México, Steve Pearce, quien solía ocupar el escaño de Torres Small, dijo que ella no es la “voz independiente” que asegura ser, y que aún sigue la línea del Partido Demócrata, señalando que la congresista aún sigue apoyando a la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
“Su apoyo reflexivo a favor de la radical de San Francisco, Nancy Pelosi, demuestra que ella se apega por completo a los intereses liberales especiales que financiaron su campaña”, según dijo Pearce en un comunicado.