Tirador de Texas consiguió rifle en venta privada

Antes le habían negado venta, por ‘problema de salud mental’

Associated Press
miércoles, 04 septiembre 2019 | 06:00
Cortesía | Seth Aaron Ator

Odessa, Tx.– El hombre armado en un tiroteo en el oeste de Texas que dejó siete muertos obtuvo su rifle estilo AR a través de una venta privada, lo que le permitió evadir “una revisión de trasfondo federal de problemas de salud mental”, dijo un funcionario de la Policía.
El funcionario habló sobre el tema bajo condición de anonimato, porque no estaba autorizada para discutir una investigación en curso. Tampoco detalló cuándo y cómo se realizó la transacción privada.
Los oficiales mataron a Seth Aaron Ator, de 36 años, el sábado frente a una concurrida sala de cine de Odessa después de una ola de violencia que se extendió por 10 millas (16 kilómetros), hiriendo a unas dos docenas de personas además de los muertos. El tirador extendió el terror en la Cuenca Pérmica mientras disparaba indiscriminadamente a su paso hacia vehículos y plazas comerciales. También secuestró un camión de correo del Servicio Postal, matando a la conductora.
Ator había intentado comprar un arma de fuego en enero de 2014, pero se le negó, dijo el Departamento de Seguridad Pública de Texas en un comunicado el martes. La agencia dijo que estaba impedida por la ley para revelar los motivos, pero un funcionario policiaco dijo que fue por un “problema de salud mental”.
Las autoridades dijeron que Ator había sido despedido de su trabajo durante la mañana del día del tiroteo, y que llamó al 911 antes y después de que comenzara el alboroto.
Registros judiciales en línea muestran que Ator fue arrestado en 2001 por un delito menor que no le habría impedido adquirir un arma en Texas. La ley federal determina nueve categorías de personas a las que se les impide poseer una pistola, las cuales incluyen una categoría de violencia doméstica, contar con historial de problemas mentales o tener una orden activa de arresto. Las autoridades han dicho que Ator no tenía órdenes de arresto activas en el momento del tiroteo.
El agente especial del FBI Christopher Combs dijo el lunes que Ator llamó a la línea de información de la agencia y al despacho de la Policía local el sábado después de ser despedido de los Servicios de Journey Oilfield, haciendo “declaraciones vacilantes sobre algunas atrocidades”.
Quince minutos después de la llamada al FBI, dijo Combs, un “trooper” (policía) del estado de Texas que no estaba al tanto de las llamadas a las autoridades intentó detener a Ator por no indicar un cambio de carril. Fue entonces cuando Ator apuntó con un rifle de estilo AR hacia la ventana trasera de su automóvil y disparó contra el agente, iniciando una aterradora persecución policial cuando Ator roció balas en autos que pasaban, en las plazas comerciales y mató a una empleada del Servicio Postal mientras secuestraba su camión de correo.
Combs dijo que Ator “se presentó enfurecido” pero no señaló ninguna fuente específica de su enojo.