Refutan autoridades locales Estado de la Unión

El Paso nunca ha sido una ciudad insegura, claman sheriff y policías

Roberto Carrillo
El Diario de El Paso
jueves, 07 febrero 2019 | 06:00

El Sheriff del Condado de El Paso (EPSO), y la Asociación de Oficiales de Policía de El Paso (EPMPOA) se pronunciaron en contra de las declaraciones del presidente Donald Trump, en el sentido de que esta localidad era una de las ciudades más inseguras del país.
Tras las afirmaciones del mandatario, vertidas en el discurso el Estado de la Unión, las críticas se hicieron sentir en diferentes sectores de la comunidad, pero las de los agentes de la ley tuvieron un eco importante.
“Es triste escuchar las falsedades que dijo el presidente Trump acerca de El Paso, Texas, en su intento por justificar la construcción de un muro de 2 mil millas”, declaró Richard Wiles, sheriff del Condado de El Paso.
“Los hechos son claros. Si bien es cierto que El Paso es una de las ciudades más seguras de la nación, nunca ha sido considerada una de las ciudades más peligrosas de nuestra nación”, dijo Wiles, quien anteriormente tuvo el cargo de jefe del Departamento de Policía de El Paso.
“El Paso era una ciudad segura mucho antes de que se construyera cualquier muro. El presidente Trump continúa dando una falsa narrativa sobre una gran ciudad que realmente representa de lo que se trata esta gran nación”, dijo.
En su discurso, difundido a nivel nacional, el presidente afirmó: “La ciudad fronteriza de El Paso, Texas, solía tener tasas extremadamente altas de delitos violentos, una de las más altas del país y era considerada una de las ciudades más peligrosas de nuestro país”.
Afirmó que tras la construcción de una valla, El Paso se convirtió en “una de nuestras ciudades más seguras”, hecho que fue descalificado en varias esferas locales.
“Las estadísticas hablan, y la seguridad que tenemos viene del trabajo de nuestras agencias locales, no por el muro, ya que todos podemos esperar la protección de la Policía y de oficiales como el sheriff Richard Wiles que han repetido que lo más importante es proteger a todo la comunidad sin importar el estado migratorio de una víctima”, afirmó.
Por su parte, Ron Martin, presidente de la Asociación de Oficiales de Policía de El Paso (EPMPOA) sostuvo que tras ver el discurso del martes por la noche “fue como una bofetada en la cara”, afirmó.
Con 30 años de carrera, Martin sostuvo que antes de que se construyera el muro en el año 2008, el operativo Hold The Line en 1993 contuvo gran parte de los delitos que ocurrían en la ciudad de El Paso.
“(El discurso) haría pensar que 30 años de mi carrera fueron en vano, simplemente porque no había un muro, y que sin ello seríamos una comunidad sin ley, donde la gente podría cruzar la frontera y delinquir en los Estados Unidos”, afirmó Martin.