El Paso

Protestan padres de familia para exigir información a EPISD

Alegan que con la consolidación la Primaria Zavala es un riesgo ya que tiene espacio suficiente para tantos alumnos

Jaime Torres Valadez/ El Diario de El Paso

lunes, 26 julio 2021 | 06:00

Cortesía | Caminata pacífica realizada en el Parque Delta

Decenas de personas, integrantes del Comité de Padres de la Escuela Primaria Burleson, ubicada en el 4400 Blanco, en el Sur de la ciudad, volvieron a levantar la voz y exigieron a las autoridades del Distrito Escolar Independiente de El Paso (EPISD) que informe sobre el proceso de consolidación y restructuración del Distrito que realiza desde hace un par de años.

“Existe una profunda disparidad que afecta a nuestra comunidad y por eso nos enfrentamos a una crisis educativa en nuestro vecindario”, dijo Lucero Sánchez, al término de una caminata pacífica realizada en el Parque Delta, situado en las inmediaciones del plantel al que acudieron sus hijos.

Comentó que durante la pandemia, hubo un gran desequilibrio en los recursos y los resultados para los estudiantes de EPISD y las comunidades asentadas en el Sur de la ciudad son las que más sufrieron.

Durante la reunión, los afectados mostraron su preocupación sobre el destino que les espera a sus hijos, ahora con el cambio que sufrirán al acudir a lo que será su nueva escuela, la primaria Zavala, ubicada en 51 N. Hammett, a un costado del puente internacional Córdova-Américas.

EPISD tiene una deuda educativa para pagar las barreras que ha creado para acceder a un entorno de aprendizaje seguro y una educación adecuada, dijeron los padres inconformes, quienes esperan se dé marcha atrás a la iniciativa y sea reconsiderada, luego de los desafíos creados por la pandemia de Covid-19.

Estamos muy preocupados porque los niños estarán expuestos a los peligros de un posible contagio de la epidemia al estar desprotegidos sin mascarillas faciales ni el cuidado de la distancia social, luego de que el Estado estableciera que no será obligatorio, dijo a su vez Hilda Villegas, luchadora social.

“Esa escuela tiene capacidad para alrededor de 250 niños. No será segura ni suficiente para albergar a más de 350”, expresó tras afirmar que el número de salones es reducido y con seguridad estarán saturados de alumnos. 

Indicó que si bien es cierto que las autoridades del Distrito han convocado a juntas en las que se han abordado los proyectos educativos no se han plateado los temas específicos de cada uno de los planteles afectados por los cierres.

“Hay muchos niños pequeños que van a acudir a las aulas y les pertenece la Zavala lo que provocará que el espacio sea limitado al reducirlo con la consolidación de escuelas. No entiendo por qué no hacen lo correcto cuando tienen los recursos para continuar operando nuestras escuelas”.

Ella, al igual que el resto de los padres de familia, está en espera de que el Distrito dé una explicación sobre la logística que seguirá en el cambio. “Ellos tienen su plan pero no sabemos cómo se hará, cuántos maestros y consejeros habrá ni cómo enfrentarán la crisis”.

Los inconformes expresaron que no está claro cómo van a usar el dinero que recibieron del Gobierno federal para atender a las comunidades pobres a partir del 1 de agosto. Indicaron que hay un fondo de 190 millones de dólares.

De acuerdo a los manifestantes, en 2021 el 64 por ciento de los estudiantes de cuarto grado en Zavala reprobó la prueba de escritura STARR; sin embargo, en el lado Oeste, sólo el 13 por ciento de los alumnos de cuarto grado de la escuela Tippin reprobó.

Con el regreso al campus, los estudiantes necesitan más que nunca atención individualizada, espacio adecuado, seguridad y un sistema de apoyo más sólido, indicaron los miembros del Comité de Padres de Burleson al exigir a EPISD reabra la Primaria Burleson.

Otra de las preocupaciones es que con la apertura de los departamentos Sherman Ridge, luego de la remodelación y situados en la zona arribó un número mayor de familias, mismas que requerirán un espacio escolar para sus hijos, lo que incrementará la matrícula en Zavala. 

“Vamos a reunirnos para ver qué medidas adoptamos porque es ilógico el cierre cuando ahora habrá más niños en el barrio”, dijo al remarcar que ahora los niños tendrán que rodear hasta la carretera US-54.

El Distrito Escolar Independiente de El Paso ha mencionado que continuará con los planes para adecuar el tamaño del distrito escolar, cuyo objetivo es crear sostenibilidad.

Las autoridades educativas han reconocido que el cierre de escuelas fue un paso difícil pero necesario. “Hemos trabajado con las familias y los empleados para que la transición sea lo más fácil posible”, expresó Gustavo Reveles, en una entrevista al inicio del anuncio del proyecto de cierre de las escuelas Burleson y Beall.

close
search